A los cuatro hallazgos de los que se ha informado hoy, se suman otros seis en los últimos días.
París, Francia.- El hallazgo hoy de cuatro nuevos zulos de ETA eleva a diez el número de escondites de la banda armada hallados en menos de una semana en Francia, lo que supone un duro golpe para la red de suministro de armas y explosivos de los terroristas.

El más importante de los descubiertos hoy está en la localidad de Pardailhan, en el departamento de Hérault, donde los agentes de la Subdirección Antiterrorista de la Policía Judicial (SDAT) francesa se encontraron con "ocho garrafas con 200 kilogramos de nitrato amónico", dijeron a Efe fuentes de la investigación.

Esa sustancia, el nitrato amónico, es una de las empleadas por los terroristas para la elaboración de amonal, el explosivo utilizado por la banda en atentados como el perpetrado en Burgos el pasado 29 de julio.

Poco después del hallazgo de Pardailhan, se informaba de la localización de otro escondite de ETA en las inmediaciones de la localidad de Montclar, en Aveyron, al noreste de Toulouse, en el que, según las fuentes, las fuerzas de seguridad de incautaron de más de un centenar de matrículas de vehículos.

Lo mismo, un lote de placas de matrícula aunque más pequeño, se encontraron los agentes de la Policía Judicial francesa en un tercer zulo localizado hoy en Le Bouis, en la comuna de Minerve, también en el departamento mediterráneo de Hérault.

La jornada de este lunes se completó con la apertura de un cuarto escondite de la banda terrorista en Lacoste -de nuevo en Hérault- que ya había sido descubierto el pasado viernes y que sólo contenía dos bidones vacíos.

A los cuatro hallazgos de los que se ha informado hoy, se suman otros seis en los últimos días.

Tres de ellos fueron descubiertos el pasado viernes, -uno en Minerve, otro en la comuna de Ferrals-les-Montagnes y otro cerca de Vieussan-; otros dos se localizaron el jueves, -en la localidad de Camplong y en Helette-, y uno más el miércoles, en la localidad de Ferriéres, cerca de la frontera con España.

La Policía gala ha intervenido en todos ellos más de media tonelada de explosivos, además de armas y munición, y una gran cantidad de componentes electrónicos con los que se hubieran podido confeccionar decenas de bombas-lapa.

Este desmantelamiento de la red de zulos de ETA en el sur de Francia se ha producido en el marco de la operación que la policía francesa, en colaboración con la española, puso en marcha el pasado miércoles con la detención de los presuntos etarras Alberto Machaín, Andoni Sarasola y Aitzol Etxaburu.

Los tres, considerados responsables del dispositivo de suministro armas y explosivos a los comandos de la banda, ya han pasado su primera noche en prisión, tras ser procesados por "asociación de malhechores" con fines terroristas, entre otros cargos.

Machaín Beraza estaba siendo buscado por las fuerzas de seguridad desde los atentados de julio en Burgos y Palma de Mallorca, sobre todo desde el día 31, cuando su imagen fue difundida porel ministerio del Interior junto a la de otros cinco presuntos miembros de la banda.

Aitzol Etxaburu y Andoni Sarasola han figurado también en los carteles difundidos por las fuerzas de seguridad en julio de 2007 y en septiembre de 2008, respectivamente.

El día de su detención en un pequeño apartamento de la estación de esquí de Villarembert, en Le Corbier, las fuerzas de seguridad se incautaron de 4 revólveres, 42 detonadores industriales y una veintena de fiambreras preparadas para ser utilizadas como bombas, además de material informático y documentación falsa.

El operativo que ha permitido su arresto y el descubrimiento de, hasta ahora, diez zulos de la organización terrorista es un ejemplo más de la estrecha colaboración de Madrid con París en la lucha contra ETA.

Así lo puso de manifiesto el ministro francés del Interior, Brice Hortefeux, el pasado día 19 tras la detención de Machaín, Etxaburo y Sarasola, y así podrá constatarlo con su homólogo español, Alfredo Rubalcaba, en la reunión que ambos mantendrán este miércoles en la capital francesa.