Notimex
Monterrey.- El representante de la Oficina de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) contra la Droga y el Delito en México, Carlos Castresana Fernández, advirtió que el tráfico ilegal de personas representa 'el negocio del futuro' en el mundo.
Precisó que esta actividad deja ganancias anuales a criminales por 32 mil millones de dólares.

Lo anterior lo dio a conocer durante el último día de actividades del Primer Congreso Internacional de Seguridad, Narcotráfico y Delincuencia Organizada, convocado por el Partido Acción Nacional (PAN) en Nuevo León.

Asimismo, señaló que esta tendencia del crimen organizado surge al reducirse los espacios para el tráfico de drogas.

Ahora 'los camiones, los medios de transporte, los automóviles o aeronaves que están quedando sin uso porque el tráfico de drogas se redujo, están siendo reciclados para traficar con personas, porque ese es el negocio del futuro, el negocio de los próximos años', dijo.

Este ilícito es 'una realidad que no está siendo debidamente atendida', advirtió.

En 2006, citó el también ex fiscal de la Audiencia Nacional española, según datos de la Agencia Central de Inteligencia (CIA, por sus siglas en inglés), '50 mil mujeres y niños fueron traficados, introducidos de contrabando por la delincuencia organizada, desde la frontera con México, en Estados Unidos'.

Dichos datos los confirma la Oficina de la ONU contra la Droga y el Delito 'y esa es una estimación oficial que seguramente es cierta, pero encubre además otra cifra no cuantificada, porque naturalmente el carácter clandestino del negocio, no permite ajustar con exactitud las cantidades', expuso.

'En la zona occidental y central de Africa, 200 mil niños son vendidos de contrabando, para atender trabajos clandestinos en la minería y la agricultura en aquella región'.

Apuntó que según la Organización Mundial del Trabajo, el crimen organizado se cuantifica 'en este momento, como una actividad creciente'.

El representante de la ONU, expuso que la delincuencia organizada obtiene un beneficio, por año del tráfico de humanos, de 32 mil millones de dólares, y precisó que con ese nivel de beneficios, si no se frena, puede aumentar.

En el evento, realizado en el edificio Convex, Castresana Fernández cuestionó la estigmatización de la migración con males como el narcotráfico y terrorismo, al 'criminalizar' a personas que simplemente buscan una vida digna.

Señaló que los muros no son modelo a seguir para frenar la migración 'y menos entre países que son socios', por lo que incluso, debieran apoyar a países en desarrollo a un mayor progreso, ya que de lo contrario, las diferencias económicas continuarán ensanchándose.

'Son las dictaduras las que erigen muros y no las democracias', señaló.

Concluyó que, de no buscarse soluciones para los 12 millones de indocumentados en Estados Unidos, éstos podrían ser 'caldo de cultivo para la delincuencia organizada'.