Notimex
La representante del cantante argentino, Nora Lafón, asegura que el tiempo se agota para que reciba trasplante de corazón y pulmones
El cantante argentino Sandro se encuentra muy delicado de salud y el tiempo se agota para que reciba el trasplante de corazón y pulmones que necesita con urgencia, advirtió su representante Nora Lafón.

La también amiga y jefa de prensa del ídolo acabó este martes con la discreción que siempre la caracteriza para convocar a la sociedad argentina a entender la importancia que tiene la donación de órganos para salvar vidas.
Advirtió que Sandro "está en horas decisivas y se le acaban los tiempos para recibir el trasplante. Queremos que la gente se anime a donar los órganos".

Precisó que el artista está de buen ánimo porque "siempre mantiene una enorme esperanza y pone todo su empeño en salir de esta situación. Está esperando que aparezca el donante. Si apareciera mañana lo podrían trasplantar ya mismo".

A sus 64 años, Roberto Sánchez, mejor conocido como Sandro, padece una enfermedad pulmonar obstructiva crónica producto de una fuerte adicción al tabaco que lo llevó a fumar 60 cigarros diarios durante décadas.

En los últimos años el cantante incluso realizó conciertos auxiliado por un respirador en pleno escenario, hasta que ya no pudo más y se recluyó en su casa, se casó y se dedicó a cuidar su salud en el mayor sigilo posible.

La discreción en torno a su condición de salud se terminó el año pasado, cuando la dependencia oficial encargada de los trasplantes en Argentina confirmó que Sandro estaba en lista de espera de un corazón y dos pulmones para poder vivir.

El cantante fue uno de los fundadores del rock en español y en sus épocas doradas se le consideró como "El Elvis" de América, aunque su popularidad nunca mermó gracias a la reedición de sus 52 álbumes, de los cuales se vendieron ocho millones de copias.