Jeffrey Bartholet
La Casa Blanca amplía su lucha contra el narco mexicano, y aun cuando prepara un extenso y nuevo programa, ¿es sincero el esfuerzo, o sólo es política?
Se está haciendo cada vez más difícil y más caro comprar cocaína en las ciudades de Estados Unidos. Es el mensaje de un nuevo reporte del Gobierno de ese país anunciado la semana pasada por el especialista contra las drogas en la Casa Blanca, John Walters.

Él dijo a los reporteros que la escasez de cocaína en 37 ciudades estadounidenses había llevado a un 24 por ciento de aumento en los precios. Al menos un encabezado proclamó los "mejores resultados en la guerra contra las drogas en 20 años". ¿Por lo tanto, han ganado ventaja los Estados Unidos sobre los capos de la droga? No, de acuerdo con Adam Isacson, quien estudia el comercio de drogas y los programas militares en América Latina en el Centro para la Política Internacional, un "think tank" (lugar de personas sobresalientes), en Washington.

Adam Isacson habló la semana pasada con Jeffrey Bartholet de Newsweek. A continución extractos.

NEWSWEEK: -De acuerdo con el nuevo reporte del Gobierno, los precios de la cocaína se están elevando en las principales ciudades estadounidenses. ¿Puede usted decirme qué significa eso?-

Adam Isacson: "El año pasado el nuevo Presidente de México decidió empezar a enviar 25 mil nuevos soldados a los estados de México más dominados por los cárteles de la droga. Eso parece haber desequilibrado un poco a los cárteles. Lo que también dice el reporte, y lo que el zar contra las drogas está indicando, es que estamos viendo la misma cantidad de cocaína saliendo de América del Sur -de Colombia, Perú y Bolivia- como siempre fue".

-¿Tiene algo que ver el aumento de precios con la mayor seguridad en nuestro lado de la frontera?-

"Es probablemente un factor, pero no sabemos cuánto de un factor porque no hemos visto los datos de la cantidad de cocaína decomisada en la frontera en 2007. Imagino que esos números son más altos, pero es probable que no sea un enorme aumento. La DEA (Drug Enforcement Administration) parece estar dando más crédito (a los esfuerzos) en el lado mexicano de la frontera".

-Por lo tanto, si el flujo de cocaína está siendo bloqueado en la frontera mexicana, ¿a dónde va todo esto?-

"Puede ser que esté siendo recopilado. Es una gran posibilidad; ellos solamente la están reteniendo hasta que las rutas abiertas den marcha atrás. Ciertamente no está siendo destruida o algo así. Es probable que solamente esté colocada en alguna parte, esperando".

-Yo deduzco que el precio en México ha bajado-

"Eso indicaría que ellos no pueden sacarla del país, y hay abundancia".

-El Gobierno de Estados Unidos está preparando un grande y nuevo plan para ayudar a los mexicanos a combatir el comercio de drogas. ¿Qué sabe usted al respecto?-

"Bueno, esta emisión de datos ciertamente ayuda a establecer la escena para eso. Algunas veces, probablemente en los siguientes días, vamos a ver un requerimiento que estoy escuchando es tan alto como mil 500 millones de dólares para México en los siguientes seis años. El primer año pueden ser 500 millones. Ahora mismo México obtiene aproximadamente 35 ó 40 millones de dólares al año en ayuda militar o policiaca. Por lo que esto se multiplicaría muchas, muchas veces.

"Probablemente el paquete de ayuda será para nuevos barcos -para que la Marina de México haga interdicción- y para una gran cantidad de equipo de seguridad en el puerto, así como una gran cantidad de equipo para que las autoridades identifiquen los teléfonos y las conexiones de Internet, y puedan identificar a los peces gordos. También va a haber mucho más entrenamiento para la Armada de México, con quienes los Estados Unidos nunca han tenido una relación muy cercana".

-¿Comparten ustedes la confianza aparente del Gobierno de Estados Unidos en el presidente mexicano Felipe Calderón, y piensan que este es un esfuerzo sincero que va a ser sostenido?-

"Desde mediados de la década de los 90's Estados Unidos ha puesto el mayor de sus esfuerzos en la erradicación de cosechas.

Ellos han estado erradicando millones de hectáreas en Colombia y eliminando cultivos en Perú. Eso no ha funcionado. Lo que ellos han encontrado es que en México bajo la interdicción de Felipe Calderón está funcionando mejor la erradicación. Por lo que mejor que exterminar las cosechas es detener la droga en los puntos clave.

"Pero finalmente es probable que busquemos la posibilidad de instalar radares o puntos de monitoreo. Ustedes van a tener un aumento en los precios cuando la economía de la droga se ajusta y mientras los cárteles de la droga en México encuentren nuevas maneras de introducirla al norte. No está claro si esto sea sustentable del todo".

-¿Cuál es su opinión sobre Felipe Calderón? ¿Está siendo sincero?-

"Calderón llegó con un mandato muy cuestionado, una mayoría muy cuestionada. Un gran número de gente todavía piensa que él no ganó la elección. Y por lo tanto tenía que establecer popularidad rápidamente, y eligió hacerlo enfocándose en cuestiones de seguridad. Eso había estado deteriorando a México.

"Mucho de esto es alimentado por la violencia entre los grupos de narcotraficantes, los cuales habían estado girando fuera de control. Por lo que él tomó un paso que ha sido cuestionado en México, el cual es enviar al Ejército. En el corto plazo esto ha funcionado muy bien para él, y le ha traído popularidad a Calderón calificando arriba del 60 por ciento".

-Aproximadamente de un 80 a un 90 por ciento de la cocaína comercializada en Estados Unidos viene de Colombia. ¿Cuál es el estatus del Plan Colombia, el cual fue lanzado en el año 2000 orientado a reducir a la mitad la producción de cocaína en cinco años?-

"El Gobierno de Estados Unidos produjo sus cifras sobre cuánta cocaína habían detectado en Colombia el último año, y hubo más detectada en 2006 de la que habían detectado en 2000. El Plan Colombia como estrategia contra las drogas ha sido un completo fracaso".

-¿Cuánto dinero ha gastado el Gobierno de Estados Unidos en el Plan Colombia a la fecha?-

"Desde el año 2000 Colombia ha obtenido 5 mil 400 millones de dólares en ayuda de los Estados Unidos. Aproximadamente 80 por ciento de eso se ha ido a las fuerzas de seguridad de Colombia, y la mayoría ha sido para combatir las drogas".

-Por lo que gastar mil millones de dólares en México -donde la interdicción parece estar funcionando, cuando menos por ahora- ¿parece un buen trato en comparación?-

"Dólar por dólar, intuyo que la interdicción es más efectiva. La pregunta es si es que tendrá un impacto de largo plazo".

-¿Se dará cuenta México que tiene un mayor y creciente problema de drogas si hay enormes inventarios de cocaína barata colocada alrededor de la frontera sur?-

"Pienso que eso ha pasado en otros países en el pasado. Ciertamente los traficantes recurrirán al mercado doméstico para tratar de vender algo de lo que tienen. Por supuesto, ellos lo están vendiendo por mucho menos dinero del que pueden obtener en Estados Unidos".

-¿Hay un aspecto político para que este reporte salga?-

"Absolutamente. Primero que todo, el horario: hace aproximadamente una semana o dos que ellos planean preguntar por un manojo completo de nuevo dinero para México. Se hará más difícil para los demócratas en el Congreso, o los republicanos para ese asunto, para cuestionar partes de éste y ellos pueden estar incómodos con eso. Y el otro punto es el aspecto Colombia. Walters ha estado llenando de elogios a los colombianos, aun cuando ellos están viendo la cantidad de cocaína que sale de Colombia".

-¿Todo este nuevo apoyo militar a México está relacionado con el comercio de drogas en algún grado, cierto?-

"Sí, es la gran amenaza que enfrenta México. Usted no va a ver mucho para terrorismo, o contrarrestar el comunismo, u otras causas. Esto eleva las preocupaciones de derechos humanos, y vamos a observar muy de cerca por qué el Ejército Mexicano no tiene un montón de récords, vamos a vigilar con quién está trabajando".

-¿Está usted de alguna manera escéptico acerca de los datos en este reporte?-

"No. Si usted está viendo un patrón a través de muchas ciudades estadounidenses, entonces claramente algo está sucediendo. No sabemos si es una gran acción como ellos dicen. Pero esta es la forma en que los intelectuales de la DEA están intentando hacer un trabajo tan honesto como ellos puedan. Y el reporte también señala que ellos están viendo que no hay cambio en la cantidad de toneladas producidas, lo cual no refleja bien a dónde se ha ido la mayor parte del dinero".

-¿Ha publicado la prensa sobre el hostigamiento de las anfetaminas, o es un problema que aún sigue violento?-

"La metanfetamina es ciertamente lo que un miembro del Congreso escucha acerca de la mayoría de los constituyentes en estos días. Estaba llegando de nuestros propios productores domésticos hasta hace unos cuantos años, pero... entonces empecé a venir a México. Aparentemente, precisamente cuando la cocaína se hizo más cara por lo que está sucediendo en México, las metanfetaminas se están convirtiendo también en algo difícil de obtener".

-Un estudio por separado ha mostrado que menos personas parecen estar usando cocaína en el lugar de trabajo. La caída fue 16 por ciento desde la primera mitad de 2006. ¿Es debido a que hay menos posibilidad de obtener cocaína porque los precios son más altos, o la gente está mejorando la forma de evitar la detección?-

"No sabemos. Es sólo una estadística. Me gustaría ver los números de personas en las salas de urgencias y checar en los centros de tratamiento (y aquellos que son arrestados) para tener una mejor idea. Pero la cocaína, por razones de moda, ya no es la droga de elección. La gente ya no está empezando a usar cocaína, debido a que otras drogas como el éxtasis, como la metanfetamina, la mariguana, y aun en algunos casos la heroína han estado más en boga.

"La mayor parte de la cocaína es consumida en Estados Unidos desde mediados de la década de 1990, desde que terminó la plaga del `crack' ha sido consumida sólo por una pequeña población adulta con alto poder adquisitivo, quienes usan la sustancia diariamente".

-Por lo tanto, ¿usted ya no ve gente que la use en Wall Street?-

"Claro, ese corredor de bolsa soplando en la butaca del cuarto de baño es un estereotipo y fenómeno de la década de 1980".

-¿Cómo clasifica usted el record total sobre política de drogas en la administración de George Bush?-

"No quiero atacarla salvajemente. Ha estado demasiado enfocada en cosas que se ven fuertes en lugar de cosas que realmente funcionen, mucho más énfasis en la ejecución que en el tratamiento. El tratamiento no es atractivo del todo, pero hace que dólar por dólar baje la demanda. Dicho eso, ellos no han reducido el presupuesto de tratamiento. Y los resultados totales son muy llanos".

-¿Ha escuchado usted algunas buenas ideas sobre política de drogas de alguno de los principales candidatos presidenciales?-

"Ciertamente no lo he escuchado. Es simplemente algo que ellos no están destacando, debido a que no es algo que escuchen muchísimo acerca de los votantes ahora. La guerra contra las drogas, especialmente después del periodo 9/11, realmente ha tomado el asiento trasero".

-¿Hay nuevos y grandes retos sobre las drogas que usted pueda prever, que enfrentará la próxima administración?-

"Por ahora es difícil decir cuál droga será la próxima a retirar de nuestra sociedad. Las drogas sintéticas que no requieren que usted cultive grandes cantidades de cosechas que son fáciles de detectar y que son pequeñas y más fáciles de transportar -es probable que lo estemos viendo como la más nueva amenaza. Las cosas que pueden ser hechas en un laboratorio. Pero es imposible predecir hacia dónde va el mercado".