El Universal
Sufren diversos jugadores del Barcelona rechiflas de la afición. Tampoco perdonaron al mexicano que entró de cambio en el segundo tiempo del juego contra Mallorca.
Ciudad de México.- Durante el último partido en casa de Frank Rijkaard como entrenador del Barcelona -mismo que perdiera 2-3 ante el Mallorca- Giovani Do Santos sufrió rechiflas en distintas ocasiones debido a que su desempeño no fue lo esperado para los aficionados.

En el minuto 63 el mexicano entró de cambio por el argentino Leonel Messi. Su desempeño fue de acompañamiento, hasta que en el minuto 73 un balón que el mexicano no pudo centrar al área chica conmocionó a los espectadores, pues el partido estaba empatado y los aficionados esperaban que el Barcelona lograra adelantárse al equipo rival.

Cuando el mexicano tocó el balón en el minuto 77 se escuchó la primera rechifla notable, misma que sufrieron otros importantes jugadores de la escuadra blaugrana en diversas acciones del partido, producto de los malos resultados del plantel, tanto en Liga como en Champions.

Más tarde, a pocos minutos de terminar el partido, en el minuto 79, Do Santos cometió una falta contra Angelo Basinas que no ameritaba tarjeta, pero que provocó la reacción de algunos de los más de 39 mil espectadores que se dieron cita en el Camp Nou.

Los pitidos en contra del equipo azulgrana (y no sólo contra el campéon Sub-17) fueron evidentes desde el comienzo del partido. Los pañuelos negros, e incluso banderas negras, fueron exhibidas por los aficionados.

De hecho, la protesta se incrementó notablemente cuando el animador del Camp Nou cantó las alineaciones de las dos planillas y ningún jugador del Barca se libró de una sonora pitada, según narraciones de la agencia EFE .

También se vieron pancartas que cubrieron parte del estadio. En las gradas se hicieron notables las pancartas que atacaban a Joan Laporta. Con todo, se vio una en defensa de los futbolistas de Levante y algunas en apoyo al técnico Frank Rijkaard.