La multimillonaria subasta de la colección privada del fallecido modisto francés Yves Saint Laurent y su compañero Pierre Bergé acumuló nuevos récord, en la segunda de las tres jornadas de venta previstas, superando las expectativas de los expertos.
París, Francia.- La sala organizadora, Christie's, había fijado el total de ventas de esta subasta histórica en 300 millones de euros (381 millones de dólares), una cantidad que se queda corta teniendo en cuenta que en en las dos primeras jornadas se han superado ya los 307 millones de euros.

El récord más destacado de hoy ha sido el del espectacular sillón de cuero decorado con dos dragones de la diseñadora de origen irlandés Eileen Gray (1878-1976), adjudicado esta noche por 21,9 millones de euros (28 millones de dólares), muy por encima de los entre 2 y 3 millones de euros en los que había sido valorado.

Se dice que era el favorito del diseñador fallecido en junio del año pasado, a los 71 años, y su venta representa un récord para la diseñadora pero también para una pieza de mobiliario del siglo XX, según la casa de subastas.

Gray triunfó con otra pieza,'Enfilade', un mueble de su colección vendido por 3,5 millones de euros (4,4 millones de dólares).

Ha habido otros seis récord en la venta de obras de pintura y grabados de maestros antiguos, la más importante la de un retrato de Théodore Géricault (1791-1824), pintor francés prototipo del romanticismo.

Su "Portrait d'Alfred et Elisabeth Dedreux" fue adjudicado por 8 millones de euros, unos 10,2 millones de dólares (sin impuestos), cuando su precio de venta se había estimado entre 4 y 6 millones de euros.

Y lo más curioso del caso es que el comprador ha sido el mismo coleccionista francés que hace más de 20 años se lo había vendido a Saint Laurent.

Sin embargo, otras cuatro telas del mismo artista, propuestas pocos minutos después, se quedaron sin comprador.

A las grandes ventas hay que añadir la del "Portrait d'homme tenant un livre" del pintor belga Frans Hals, vendido por 3,1 millones de euros (3,9 millones de dólares).

Récord también para un impresionante conjunto de 15 espejos diseñados por el francés Claude Lalanne, adjudicado por 1,8 millones de euros (2,3 millones de dólares).

La subasta de hoy ha incluido otras piezas de gran valor de art déco, objetos decorativos, orfebrería y mobiliario que el fallecido Saint Laurent y su socio y compañero, el empresario Pierre Bergé, habían acumulado con gusto exquisito, a juicio de los expertos, durante años de convivencia.

Como colofón de la bautizada como "venta del siglo", para mañana está prevista la puja por dos bronces chinos que Pekín reclama como suyos y que Bergé solo está dispuesto a donar a las autoridades chinas si se comprometen a respetar los derechos humanos.

El Gobierno chino calificó hoy de "ridículo" ese condicionamiento y exigió al coleccionista la devolución de las dos reliquias.

Se trata de una cabeza de rata y otra de conejo en bronce del antiguo Palacio de Verano de Pekín, valoradas en unos 10 millones de euros (casi 13 millones de dólares) cada una, que fueron robadas por las tropas franco-británicas hace 150 años durante la segunda Guerra del Opio (1856-1860).