Universal
Internet no sólo es ese monstruo compuesto por millones de páginas web, también es el correo electrónico, el mensajero instantáneo, los videos de YouTube y las transacciones comerciales en línea. A 39 años de su nacimiento, ¿qué sigue? Uno de los siguientes pasos a de ellas es la posibilidad de teletransportarnos a otro lugar sin movernos de nuestro asiento.
El primer paso fueron los sitios web con videos en tiempo real de otras latitudes; después llegaron las videoconferencias; hoy ya es una realidad la telepresencia.

"Hace tiempo que no viajo, tengo de tres a cinco teleconferencias diarias con gente de China, India, California y México. Me ha cambiado la vida", afirma contento Carlos Domínguez, vicepresidente senior de Cisco Systems.

Y cómo no si anteriormente al ser uno de los principales ejecutivos de esa empresa tenía que viajar todas las semanas entre San José y New Jersey, donde tiene su hogar. La vida le cambió a este profesionista americano de ascendencia cubana una vez que la empresa creó la telepresencia. Una sala de negocios virtual que puede poner en comunicación a empresarios que, al mismo tiempo, se encuentran en México, Hong Kong, Milán y Brasil.

Explicó que la empresa buscó, a través de la tecnología, perfeccionar una sala de juntas en donde parece que todos están juntos, aunque se encuentren en puntos remotos.

"Te da una experiencia como si estuvieras en la oficina... Es como poner un cuarto con una mesa redonda, cortas la mitad y pones en una parte la ciudad de México y en la otra a Nueva York".