El último testamento de Luciano Pavarotti priva a sus tres primeras hijas de una parte importante de su herencia
Roma, Italia.- El último testamento depositado por el célebre tenor italiano Luciano Pavarotti, fallecido el pasado 6 de septiembre, priva a las tres hijas del primer matrimonio de una parte importante de su herencia, una decisión que va a generar fuertes divisiones en la familia.

Según la prensa italiana, el testamento, redactado el 29 de julio, cinco semanas antes de su muerte, fue abierto el lunes a petición de los abogados de su segunda esposa, Nicoletta Mantovani.

Mientras en el primer testamento, elaborado el 13 de junio, el tenor disponía la distribución equitativa de sus bienes entre las tres hijas de su primer matrimonio, la segunda esposa y su pequeña hija de 4 años, en el segundo introduce una claúsula sobre el importante patrimonio inmobiliario que dispone en Nueva York.

En sus últimas voluntades, Pavarotti designa a Mantovani, 30 años más joven, como única heredera de los tres apartamentos que tiene en la elegante zona de Central Park, así como de la colección de obras de arte que dejó tanto en Italia como en Estados Unidos y que incluye, entre otras, cuadros de Matisse.

La prensa estima que ese patrimonio tiene un valor de cerca 15 millones de euros y que fue creado un "trust", una fórmula jurídica que se emplea en Estados Unidos para reglamentar las sucesiones, para evitar que sea dividido con las tres hijas del primer matrimonio, Lorenza, Cristina y Giuliana Pavarotti.

"Una noticia que nos sorprende", declaró al diario "La Repubblica" Fabrizio Corsini, abogado de las tres hijas del cantante.

"Vamos a verificar los datos, la fecha de creación del `trust'. Pediremos que se haga una estimación de todo el patrimonio de Pavarotti, inclusive de sus propiedades en Estados Unidos", anunció el abogado.

"Para nosotros -sostiene el representante legal de las tres hijas-, el testamento válido disponía para cada hija la cuota legal prevista por la ley y nombraba a Nicoletta Mantovani como heredera universal, concediéndole además la cuota disponible. Una decisión que las hijas habían aceptado con serenidad".

El abogado considera que en el caso de que el segundo testamento "damnifique" a las herederas, "tomarán las decisiones" del caso.