El Universal
Los teléfonos celulares están por convertirse en la manera más simple y rápida de transferir dinero a través de las fronteras, bajo un acuerdo anunciado ayer por Western Union y la GSM Association, el principal organismo representante de operadores de telefonía celular.
El acuerdo podría tener un gran impacto sobre las remesas transfronterizas globales, calculadas en 500 mil millones de dólares aproximadamente, y ofrecerá un trampolín para los operadores de telefonía móvil y para que Union tenga la capacidad de proveer otros servicios bancarios vía teléfonos celulares con el uso de la tecnología "cartera móvil".

Las transferencias transfronterizas mayores a 100 dólares en países como India, Filipinas, México y China, que manejan grandes volúmenes de remesas de trabajadores migrantes, serán una de las primeras prioridades del acuerdo.

Se estima que los primeros servicios basados en la estructura comercial y técnica desarrollada por GSM Association y Western Union serán presentados a principios del segundo trimestre de 2008.

Los operadores de telefonía móvil podrán ofrecer a sus clientes la capacidad de enviar y recibir transferencias de baja denominación y alta frecuencia mediante un sistema convencional y regulado utilizando sus teléfonos celulares.

Treinta y cinco operadores de telefonía móvil con 800 millones de clientes en más de 100 países firmaron para participar en el esquema piloto GSMA Mobile Money Transfer, que está encabezado por Sunil Mittal, director administrativo de Bharti Airtel.

Otros participantes incluyen a MTN, Orange, Orascom, Smart, Telenor y VimpelCom.

"La redes de telefonía celular cubren actualmente más de 80% de la población mundial y tres mil millones de personas cuentan con un teléfono celular, lo que representa una oportunidad sin precedentes para extender por primera vez los beneficios de los servicios financieros a la mayor parte de las familias del mundo", comentó Rob Conway, director general de la asociación.

"Las transferencias de dinero vía teléfonos celulares son un motor clave para el desarrollo de un mercado potencialmente vasto de servicios financieros ofrecidos a través del teléfono celular".

Western Union, que ofrece servicios de transferencia de dinero mediante una red de más de 312 mil sucursales en más de 200 países, considera el esquema de cartera móvil como una manera de ofrecer servicios bancarios a la gran cantidad de personas que no tienen cuenta bancaria.

"Para nosotros la telefonía móvil es una tremenda oportunidad, particularmente en países en vías de desarrollo", comentó Christina Gold, directora general.

"Nuestro enfoque en el segmento de transferencias de dinero vía teléfono celular es un importante paso hacia la expansión de la gama de servicios globales de Western Union para una nueva categoría de consumidores".

Bajo el esquema, los operadores de telefonía móvil se conectarán con el sistema de transferencia global de dinero existente de Western Union, que procesó cerca del 17% del volumen mundial de remesas en 2006.

Una vez conectados al servicio de la firma Western Union, los operadores de telefonía móvil serán capaces de utilizar su propio software de "cartera móvil" parapermitir las transferencias de dinero persona a persona mediante la red transfronteriza de remesas de Western Union.