Notimex
México.- La Secretaría de Salud (SSA) señaló que la mejor manera de prevenir y protegerse de la influenza durante esta temporada invernal es mediante la aplicación de la vacuna contra ese padecimiento.
La dependencia indicó que, en general, la vacuna es bien tolerada, pero no debe aplicarse a personas con alergia a las proteínas del huevo y con antecedentes de reacción grave a la vacunación.

Las personas que hayan padecido el Síndrome de Guillain-Barré, trastorno neurológico en el que el sistema inmunológico del cuerpo ataca a parte del sistema nervioso periférico, tampoco podrán aplicarse esa protección.

La SSA expuso en su página en Internet que aunque la gripe e influenza son enfermedades respiratorias agudas y tienen síntomas comunes, el microorganismo que causa la segunda es diferente al que causa el resfriado común.

Explicó que generalmente la influeza produce fiebre de hasta 39 grados centígrados, dolores de cabeza y musculares intensos, cansancio profundo, tos seca, ardor o dolor de garganta y congestión nasal.

El aumento de temperatura por gripe común es poco frecuente en adolescentes y adultos, mientras en los niños puede llegar hasta 39 grados centígrados. En el caso de la influenza la fiebre puede alcanzar 40 grados y dura entre tres y cuatro días.

El dolor de cabeza es raro en un cuadro de gripe, pero con la influeza aparece abruptamente y es intenso. Asimismo, los dolores musculares en el primer padecimiento tienen una intensidad de leve a moderada; en contraparte, con la influenza son intensos.

El cansancio y la debilidad son de leves a moderados cuando se presenta gripe, pero con la influenza a menudo son intensos y pueden durar dos o tres semanas. La congestión nasal con gripe es frecuente, con influenza algunas veces se hace presente.

Cuando se tiene gripe los estornudos son normales y la tos es de leve a moderada, mientras con influenza rara vez aparecen pero cuando se presentan estos síntomas se padecen de forma muy intensa.

La SSA precisó que el virus de la influenza se disemina al aire cuando un enfermo tose, estornuda o habla; otras personas se infectan al inhalar ese aire contaminado.

Vacunarse contra...dos ... contaminado

Los virus también se dispersan cuando una persona toca con los dedos un objeto contaminado con dichos gérmenes y luego se toca ojos, boca o nariz.

Las personas enfermas pueden transmitir esta enfermedad durante varios días; los adultos pueden contagiar a otras personas después del primer día de comenzar con los síntomas y hasta siete días después; los niños pueden transmitir los virus incluso más días.

Por ello, la SSA recomendó que durante la temporada invernal se vacunen principalmente los niños de cero a 35 meses y a los adultos mayores de 65 años en su centro o clínica que les corresponda.