Estepona, España.- Los ataques a periodistas y medios de comunicación y la autocensura que se imponen algunos profesionales para preservar su seguridad amenazan la libertad de información en México, según el director general de la Agencia de Noticias Notimex, Sergio Uzeta.
En una entrevista con la Agencia Efe, Uzeta admitió que el mayor riesgo para la seguridad y el desempeño del trabajo de los periodistas tiene que ver con "ciertos poderes fácticos", entre los que citó grupos de delincuencia organizada relacionados con el narcotráfico, que han aumentado en México.

Para Uzeta, el principal peligro se concentra en determinadas zonas como en la frontera con Estados Unidos, por la presencia de los carteles de la droga que, en algunos casos, tienen mucho poder.

"Por ahí -añadió- se da el mayor riesgo y más autocensura, porque han matado a periodistas y a directores y han atentado contra medios pequeños, y en ese momento el profesional se decanta por no tocar determinados asuntos para no resultar afectado".

A su juicio, todo lo relacionado con la seguridad de los informadores "no acaba de aterrizar bien en México", donde hay una creciente cultura de defensa de los derechos humanos en general, "pero la defensa de los periodistas sigue siendo una asignatura pendiente".

Respecto a la libertad de expresión en Latinoamérica, consideró que se ha avanzado "en términos generales", aunque haya grados diferentes dependiendo del país y de los distintos gobiernos, y citó a Venezuela y Cuba como los países donde hay controles más férreos de los medios de comunicación.

No obstante, el director general de Notimex destacó que en la capital mexicana y en algunos estados del norte de México ha surgido una prensa con una visión diferente, en la que trabajan unos periodistas más capacitados y mejor formados que la han dotado de mayores espacios de libertad.

Uzeta, que participa estos días en el II Congreso Internacional de Agencias de Noticias que se celebra en Estepona (sur de España), también se refirió a la transformación que atraviesa Notimex, que tras 39 años de dependencia del Gobierno mexicano se está convirtiendo en una agencia de noticias estatal "siguiendo los pasos que en su día marcó la agencia Efe".

Así, la que hasta ahora era la Agencia Mexicana de Noticias pasará a ser la Agencia de Noticias del Estado Mexicano, tras lo que Uzeta confía en poder aumentar sus recursos, que siempre han estado en una situación "difícil" porque dependían "de la buena o mala voluntad del Gobierno de turno".

Dicha transformación también permitirá, según Uzeta, reforzar su cobertura, no sólo en Latinoamérica, "sino mirando hacia el resto del mundo" con los principales objetivos de aumentar su presencia y calidad "y retomar el liderazgo que hemos tenido algunos años en nuestra zona de influencia".

Cara al futuro, el responsable de Notimex abogó por la búsqueda de alianzas entre todas las agencias de Latinoamérica, al igual que han hecho estos medios informativos en otras zonas del mundo.

Actualmente, Notimex cuenta con cerca de medio millar de trabajadores y tiene presencia en más de una veintena de países de Latinoamérica, Estados Unidos, Canadá y Europa.