Notimex
Tokio.- La gobernante Junta Militar de Myanmar anunció hoy la formación de una comisión que redactará una nueva Constitución, como parte de su 'mapa para la democracia', en medio de la presión internacional para que ponga fin a la represión.
El anuncio tuvo lugar un día después de que Estados Unidos promovió nuevas sanciones contra el régimen militar de ese país, tras la violencia con que reprimió las multitudinarias protestas pacíficas a favor de la democracia el mes pasado.

La comisión, de 54 miembros -entre servidores civiles y oficiales militares-, escribirá una nueva Constitución y deberá ser sometida a referéndum para su aprobación, como parte de un proceso que concluirá con elecciones, reportó la televisión estatal birmana.

La formación de esta comisión es uno de los siete pasos del 'mapa de ruta' del régimen militar hacia la democracia en Myanmar (antes Birmania), establecidos en una Convención Nacional que concluyó en septiembre pasado, tras 14 años de reuniones intermitentes.

Los continuos boicots protagonizados por la opositora Liga Nacional para la Democracia (LND), liderada por la Premio Nobel de la Paz, Aung San Suu Kyi, contribuyeron a la prolongación de la convención, de acuerdo con reportes de prensa conocidos en esta capital.

Sin embargo, la disidencia, la oposición y muchos gobiernos occidentales han calificado a los pasos establecidos en la convención como una farsa que permitirá a los militares mantenerse en el poder, que ocupan desde 1962.

Bajo los lineamientos constitucionales acordados en la Convención Nacional, el comandante en jefe del Ejército birmano será el hombre fuerte del país, con el poder de nombrar a los ministros de Defensa, Interior y Asuntos Exteriores.

La formación de la comisión 'refleja la continuación y futura conclusión del mapa de ruta de siete acciones del gobierno hacia la democracia', indicó el jefe de la Junta Militar, general Then Swen.