Notimex
Responde la Junta birmana con multitudinaria marcha a la resolución del Consejo de Seguridad de la ONU; la situación actual no afecta la paz y seguridad regionales e internacionales, afirma
Miles de personas desfilaron hoy por las calles de Yangón para apoyar a la gobernante Junta Militar de Myanmar (antigua Birmania) en la primera manifestación de este tipo desde la brutal represión del régimen de las protestas pro democráticas.

Según las autoridades birmanas, más de 120 mil personas participaron en la marcha, convocada por la Organización para la Solidaridad y la Unión Nacional, que responde a las órdenes del Ejército, reportó la cadena británica de información BBC.

Los participantes lanzaron consignas contra los medios de comunicación extranjeros y contra los "elementos internos" que socavan la unidad nacional y están al servicio de los países occidentales.

Se trata del primer acto multitudinario en defensa del régimen militar en Yangón (antes Rangún, antigua capital birmana) desde la violenta respuesta del régimen a las protestas opositoras.

La concentración se produce un día después de que la Junta Militar que gobierna Myanmar rechazó la resolución del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas (ONU), que "deploró con firmeza" la represión contra las marchas por la democracia en ese país.

El Consejo de Seguridad de la ONU instó el jueves a la Junta Militar a excarcelar a los presos políticos y las personas detenidas, así como a iniciar conversaciones con la oposición democrática que encabeza la Nobel de la Paz Aung San Suu Kyi, bajo arresto domiciliario desde 2003.

La resolución "no refleja el deseo del pueblo birmano", afirmó la víspera el régimen militar en Myanmar e insistió en que seguirá su propio plan para la democracia en el país.

"Lamentamos profundamente que el Consejo de Seguridad haya emitido una declaración sobre Myanmar, pese a que la situación en Myanmar no afecta la paz y seguridad regionales e internacionales", aseguró el jefe militar, general Than Shwe.

Por otra parte, la junta militar detuvo a cuatro personas, entre ellas a Htay Kywe, una de las principales disidente y activista estudiantil durante un levantamiento en 1988, anoche durante un operativo en Yangón.

La policía y los soldados siguen asaltando casas para detener a los activistas en represalia por las protestas en favor de la democracia llevadas a cabo el mes pasado.