Arabia Saudí rechazó hoy un nuevo aumento de la producción de petróleo en el país, según afirmaron el ministro de Petróleo, Ali al-Nuami, y el ministro del Exterior, príncipe Saud al- Faisal, después de un encuentro entre el rey Abdullah y el presidente estadounidense George W. Bush.
Según los funcionarios, el aumento no es necesario dado que el 10 de mayo la producción ya fue aumentada en 300.000 barriles (de 159 litros) al día. Con ello se reaccionó a la creciente demanda en el mercado mundial, indicaron los ministros tras las conversaciones con Bush en la residencia del rey en las afueras de la capital, Riad. El precio del petróleo de los países de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) es actualmente de unos 119 dólares el barril.

Bush viajó hoy a Arabia Saudí con el objetivo, entre otros, de lograr que el mayor país productor de la OPEP aumentara su producción para frenar la suba del precio del crudo. dpa ar jg