Madrid, España.- Gloria Macapagal Arroyo se convirtió el lunes en la primera presidenta de Filipinas que vista España en 45 años, al iniciar una gira de tres días por la otrora potencia colonial de su país.
Arroyo fue recibida con honores de estado al reunirse junto a su esposo con el rey Juan Carlos y la reina Sofía en el palacio El Pardo, en las afueras de Madrid, donde residen los dignatarios que llegan de visita a España.

Fue el primero de cuatro encuentros con la pareja real. Arroyo preveía también almorzar en el palacio de la Zarzuela y luego asistir a una cena de gala en el Palacio Real, en el centro de la capital española.

La presidenta filipina planeaba también reunirse con el alcalde de Madrid Alberto Ruiz Gallardón y visitar el municipio.

El martes se reunirá con el presidente del gobierno español, José Luis Rodríguez Zapatero, y con representantes de empresas, y viajará a la población de Alcalá de Henares.

Arroyo llegó a Madrid el domingo en la noche, tras un viaje por Lourdes, Francia. El miércoles planea ir a Londres.

El último presidente filipino que había realizado una visita de estado fue el padre de Arroyo, Diosdado Macapagal, en 1962, de acuerdo con un comunicado de su oficina.

Filipinas fue una colonia española durante más de 300 años, hasta 1898.