Especial
Ahora no fue Garoppolo el héroe, pues el pateador Robbie Gould fue el único que anotó puntos en el juego

LANDOVER.- Robbie Gould convirtió goles de campo de 28, 22 y 29 yardas, que representaron los únicos puntos en un deslucido encuentro, y los 49ers de San Francisco superaron 9-0 a los Redskins de Washington bajo una lluvia constante para seguir invictos.

No fue una victoria agradable, pero permitió que San Francisco se colocara en una foja de 6-0 por tercera vez en la historia de la franquicia y por primera ocasión desde 1990. Los 49ers de aquel año terminaron con un record de 14-2.

Los dirigidos por Kyle Shanahan no lucieron como una potencia invicta bajo condiciones meteorológicas adversas que le dificultaron el trabajo al quarterback Jimmy Garoppolo y a todo el ataque.

Al inicio del juego los 49ers no parecían un equipo invicto en lo que va de la temporada.

Garoppolo se recuperó de una mala primera mitad y terminó con 12 completos en 21 envíos para 151 yardas por aire.

Nuevamente la defensiva de San Francisco mostró poderío después de mantener a los Rams de Los Ángeles con siete puntos la semana pasada y a los Browns de Cleveland, con tres, la antepasada.

Para los 49ers es el primer triunfo sin permitir puntos desde la primera semana de la temporada de 2016.

Los Redskins (1-6) perdieron con su mariscal de campo Case Keenum, apenas completó 9 pases de 12 intentos para conseguir 77 yardas.