El secretario de Estado dijo que “con bastante claridad fueron los rusos”. AP
El presidente Donald Trump restó importancia al ciberataque masivo contra múltiples agencias de su Gobierno y apuntó a China como posible autor, lo que contradice al secretario de Estado

WASHINGTON, EU.- El secretario de Estado de Estados Unidos, Mike Pompeo, acusó a Rusia de haber organizado un ciberataque masivo cuyo objetivo era robar los secretos de múltiples agencias del Gobierno estadounidense, incluidos el Pentágono y laboratorios nucleares.

Pompeo es el primer miembro del Gobierno estadounidense que públicamente vincula al Kremlin con el ciberataque, que se hizo público el pasado domingo.

“Creo que es cierto que ahora podemos decir con bastante claridad que fueron los rusos los que participaron en este suceso”, dijo Pompeo el viernes por la noche en una entrevista en el programa de radio conservador “The Mark Levin Show”.

“Fue un esfuerzo muy significativo”, aseguró y añadió: “todavía estamos averiguando exactamente lo que fue”.

Hasta ahora, Pompeo había minimizado lo ocurrido al recordar que el país sufre ciberataques a diario, y había apuntado a China como el mayor responsable de estos.

El jueves, la Agencia de Ciberseguridad y Seguridad en las Infraestructuras de Estados Unidos  (CISA, por su sigla en inglés) avisó de que ese ataque informático supone un “riesgo grave” para el Gobierno federal, pues ha comprometido “infraestructuras cruciales” en el país y será difícil de eliminar.