Foto: Especial
Las aerolíneas señalaron que por su modelo de negocio necesitan operar en un solo aeropuerto, por lo que descartaron mudar parte de sus operaciones al aeropuerto que se ubicará en la actual base militar de Santa Lucía

Ciudad de México.- Cuatro de las principales aerolíneas de América Latina expresaron su rechazo a operar en las terminales del Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (AICM) y el Aeropuerto Internacional Felipe Ángeles (AIFA), como lo propone el Gobierno de Andrés Manuel López Obrador.

Aeroméxico, Copa Airlines, Avianca y LATAM Airlines señalaron que por su modelo de negocio necesitan operar en un solo aeropuerto, por lo que descartaron mudar parte de sus operaciones al aeropuerto que se ubicará en la actual base militar de Santa Lucía.

“Tiene un modelo de red. Necesitamos operar en un solo aeropuerto. No hace sentido operar en dos tan próximos porque nuestros equipos a veces van a Guadalajara o a Nueva York, y cambiar pasajeros, el equipo, y hacer un brinco de 15 kilómetros y segmentar las operaciones, aumenta los costos”, señaló el director general de Aeroméxico, Andrés Conesa durante un acto de la industria aérea en Brasilia, Brasil.

En este sentido, el CEO de Copa Airlines, Pedro Heilbron, añadió que ellos operarán en un solo aeropuerto ya que mantienen una alianza con Aeroméxico “porque esa conectividad y las relaciones interlínea son importantes”.

Mientras el director ejecutivo de LATAM Airlines, Enrique Cueto, pidió claridad en el proyecto. “Es difícil entender lo que quiere hacer, por lo tanto es difícil entender lo que quiere escuchar”.

Y puso como ejemplo el caso de Argentina, país que tiene dos aeropuertos en la misma zona. “El mejor ejemplo es Argentina: los aeropuertos son parte del drama, tener separadas sus operaciones y v vuelos para el país, es un desastre”, dijo.

Para el director ejecutivo de Avianca, Ando Van Der Werff, en el mundo hay poco ejemplos de sistemas aeroportuario funcionales, por lo que mostró sus dudas con el planteamiento que el Gobierno federal busca realizar.

“Es un tema de industria y técnico. Hay una sola forma de hacer las cosas y desafortunadamente no es lo que se esta tomando como decisión de hacer”, puntualizó.

Previamente, la Asociación Latinoamericana y del Caribe del Transporte Aéreo (ALTA), consideró que el Aeropuerto Internacional “Felipe Ángeles” no podrá operar en 2022, por los tiempos de construcción, rediseño del espacio aéreo y los permisos necesarios para su operación.

“Todavía estamos bastante desorganizados en ese sentidos; estamos en un proceso muy infante, por eso el objetivo de dos años es muy complicado”, señaló el vicepresidente de la IATA, Peter Cerda.

Añadió que en el mundo no existe registro de que un Gobierno haya concluido un aeropuerto en dos años; además que, puntualizó, al momento se desconocen los planes de edificación, ejecución y tiempos.

Por otro lado, el director ejecutivo de la ALTA, Luis Felipe de Oliveira, criticó la decisión del Gobierno de Andrés Manuel López Obrador de cancelar las obras del Nuevo Aeropuerto Internacional de México (NAIM).

Dijo que la cancelación de las obras puede afectar a América Latina, ya que México es el segundo país más importante de la zona.

“La no construcción del NAIM puede dañar el desarrollo de la industria”, detalló.

En este sentido, puntualizó que el país podría perder conectividad, ya que los pasajeros internacionales preferirán tomar un vuelo de Estados Unidos a ciudades como Guadalajara, en lugar de llegar a Santa Lucía.

“México es el segundo país más importante en número de pasajeros de la zona, y puede afectar a toda la región, las decisiones que se tomen”, puntualizó.

De Oliveira consideró que los pasajeros también perderían tiempo para trasladarse del Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México a Santa Lucía.