Foto: Tomada de Internet
Ernesto acudió a la subasta de bienes asegurados por el gobierno federal a criminales y compró dos casas que pertenecieron al capo sin saberlo

Ernesto es un hombre pensionado que sin saberlo compró dos casas que fueron de Joaquín El Chapo Guzmán durante la subasta de bienes asegurados organizada por el gobierno federal

Después de su compra y algo confundido declaró entre cámaras y micrófonos que no sabía el historial de las viviendas y que únicamente había hecho las compras como una inversión. Incluso, todavía no sabe qué va a hacer con ellas, pues primero quiere ir a verlas.

En la quinta subasta del gobierno federal de bienes que eran propiedad de criminales, Ernesto pagó 2 millones 304 mil 767 pesos.

"No pues ahora hay que aguantarse y ya se hizo pues", dijo.

-¿Para qué las va a usar?

"Cómo le repito todavía no sé bien, primero hay que ir para allá y ver"
Se veía nervioso por el interés que generó su compra, dijo no tener miedo, pero aceptó que tomaría sus precauciones después de su adquisición.

Otra casa de El Chapo Guzmán que se vendió por más de 2 millones de pesos fue adquirido por una mujer que iba vestida de blanco y un sombrero color café. Sin embargo, desde el primer momento en que terminó la subasta decidió esquivar cualquier intento por conocer su identidad.

Hubo algunas personas que iban sólo por un artículo, lo peleaban en la puja e inmediatamente se retiraban. Fue el caso de dos hombres que compraron un auto Merdes Benz blanco por el cual pagaron 800 mil pesos y en el momento que ganaron se retiraron sin querer dar ninguna declaración.

En general la mayoría de las personas que compraron alguna casa o vehículo no creen que vayan a tener problemas por el origen criminal de los artículos adquiridos. Incluso hubo quienes aseguraron que lo hacían para beneficiar a México.