El personaje de Jon Snow dejó a Kit Harington literalmente en las garras del alcohol y la depresión

No todo es felicidad para los actores de Game Of Thrones, una de las series más aclamadas de los últimos tiempos. Pues Kit Harington, quien encarnó a Jon Snow/Aegon Targaryen en ocho temporadas, pues tuvo que ser internado en un centro de rehabilitación por su adicción al alcohol y el estrés que le dejó la serie de HBO.

Y es que al actor, quien tiene 32 años, no la pasó nada bien con el final de Game of Thrones, tanto que durante la euforia de los fans por el final de la serie, la presión y la expectativa terminó por pasarle factura y terminó cayendo en la depresión y el alcoholismo.

Harington fue internado en un centro de rehabilitación de súper lujo en Connecticut desde hace un mes, tan solo unas semanas antes del final de Game of Thrones el 19 de mayo.

Sin embargo, su calidad de estrella le ha dado ciertos privilegios como ayuda psicológica, prácticas de meditación y terapia cognitiva “para combatir el estrés y lidiar con emociones negativas”.

¿Y cuánto cuesta internarse en un lugar como este? El costo es de US$120,000 al mes.

Un amigo del actor explicó de esta manera cuánto le afectó el final de Game of Thrones: "Él se dio cuenta ‘esto es, es el final’, fue algo en lo que habían trabajado tan duro por muchos años. Tuvo un momento de ‘¿qué es lo que sigue?’ Él está en la clínica predominantemente por el estrés y el agotamiento, y también por el alcohol. Su esposa Rose está siendo extremadamente solidaria. Todos los que estaban cerca de él realmente querían que él descansara un poco. En este momento, él sólo necesita paz y tranquilidad".

 

 

Pero no todo es oscuridad para el actor, pues su esposa, Rose Leslie ha estado muy al pendiente de su recuperación. Y para quienes no lo sabían, ellos se conocieron durante la grabación de Game Of Thrones en su segunda temporada, pues la actriz realizó el personaje de la salvaje Ygritte, quien también en la ficción se enamora del personaje de Harington, Jon Snow.