El 35% de los restaurantes que cerraron por la pandemia no volverán a abrir (*). Ese % llega al 45 en el caso de micros y pequeñas empresas de la rama de manufactura (**) y un nunca visto 50% aplica a hoteles de 1 y 2 estrellas y hospedajes conocidos como “bed & breakfast” (***).

Es más, sus dueños andan haciendo colas interminables en el SAT para darse de baja pero no los atienden hasta después de horas porque el brazo recaudador del gobierno de la 4T no se da abasto.

Les platico. ¿Habrán calculado los del gobierno federal que esto sucedería?

¿Por qué a pesar de que un número aún no determinado de empresas no van a sobrevivir después del “quédate en casa” la Secretaría de Hacienda del desaparecido Arturo Herrera insiste en que la recaudación ha aumentado en el 2020?

Un simple cruce de datos de mi BigData utilizando información oficial del INEGI, del IMSS y del SAT, arroja como resultado que al 15 de mayo de éste año, hay en México más de un millón y medio de personas que han perdido su empleo.

Al agregarle un dato más al procesamiento de estos datos -los números de la CANADEVI -Cámara Nacional de la Industria de Desarrollo y Promoción de la Vivienda- resulta que entre el 15 de marzo y el 20 de mayo, el 15% de los propietarios de casas y departamentos habitación en todo el País han puesto sus propiedades en venta por razones de tipo económico. Se prevé que el número aumente al 30% de aquí a diciembre y para el 2021 puede llegar al 40%, lo cual en palabras llanas significa que la calidad de vida y el bienestar de millones de mexicanos va en franco deterioro.

Otro dato que obtuve de la ANTAD -Asociación Nacional de Tiendas de Autoservicio y Departamentales- revela que el 40% de quienes arriendan locales comerciales han pedido a sus renteros que les condonen de 2 a 4 meses los pagos.

El colmo en ese rubro es que tal práctica la están aplicando también comercios de alcance nacional que han permanecido abiertos durante la pandemia.

Enfocando los datos del BigData a dos fuentes -Coparmex y el IMSS- resulta que casi 6 millones de mexicanos están bajando su nivel de clase media, a baja, debido a que sus ingresos se han reducido hasta en un 80%

Coparmex agrupa a 450,000 patrones, de los cuales, casi el 80% son micros y pymes. De éstos, el 60% no ha hecho su declaración anual de impuestos correspondiente al 2020. No porque no quieran, sino porque “o cargan a la virgen o truenan los cuetes”; es decir, o le pagan al fisco o cubren los sueldos de su personal.

Entrelazando todos esos indicadores, el BigData deduce que en los últimos tres meses, México ha producido más pobres que en los últimos tres años.

Y ahora que estamos fregados, resulta que parió la abuela, porque casas certificadoras como Fitch, Standard & Poor, Moody´s y otras, prevén para México un PIB de -35% en términos reales en el 2021, por cierto, año de elecciones.

Y ante todo esto, ¿quién estará asesorando a MALO para que siga en su afán de no apoyar a las empresas -insisto, no con condonaciones, sino mediante prórrogas fiscales- como lo están haciendo los países más desarrollados?

¿Quién le estará murmurando al oído que si las empresas truenan es problema de sus dueños?

¿Quién será el alucinado que le dice que con $25,000 de créditos a la palabra, puede sobrevivir un taller de torno con 3 empleados?

Creo que en medio de la pandemia, alguien está jalando agua para su propio molino electoral, con todas las consecuencias que esto tendrá para la popularidad del inquilino del Palacio Nacional.

CAJÓN DE SASTRE

“Y en medio de todo esto, ¿dónde queda México?”, pregunta la irreverente de mi Gaby.

(*) Fuente: CANIRAC.

(**) Canacintra.

(***) Asociación Nacional de Hoteles y Moteles.

placido.garza@gmail.com

Plácido Garza (Irreverente)

Nominado a los Premios 2019 “Maria Moors Cabot” de la Universidad de Columbia de NY; “SIP, Sociedad Interamericana de Prensa” y “Nacional de Periodismo”. Es miembro de los Consejos de Administración de varias corporaciones. Exporta información a empresas y gobiernos de varios países. Escribe diariamente su columna “IRREVERENTE” para prensa y TV en más de 40 medios nacionales y extranjeros. Maestro en el ITESM, la U-ERRE y universidades extranjeras, de distinguidos comunicadores. Como montañista, ha conquistado las cumbres más altas de América.