El cineasta Asif Kapadia se adentra a las profundidades de la vida de la cantante de jazz

México, DF. El éxito no está destinado para todos, y debería estar prohibido para las almas más sensibles, para aquellas que sólo buscan una forma de encontrarse. Amy Winehouse era una de ellas. No buscaba ser famosa, mucho menos trascender de la forma en que lo hizo, sin embargo las piezas fueron puestas para que el mundo descubriera que ella, a través de su música, podía hablar con el corazón, ser auténtica, transformar lo difícil en algo bello, y en el camino intentar ser feliz.

Lee: Justin Bieber se compara con Amy Winehouse

Amy, del cineasta Asif Kapadia, se adentra a las profundidades de la vida de la cantante de jazz Amy Winehouse, recopila fragmentos de su vida, filmes caseros y en exceso íntimos, confesiones de ella a las personas cercanas, fibras delicadas de los hilos que entretejen las letras de sus canciones, y que nos ayudan a entender el feeling de sus melodías. Nada fortuito el apretujón del alma cuando se le escucha.

En las ciudades se piensa intensamente, se racionaliza en exceso y se deja en la razón lo que muchas veces es del corazón; en los mundos de la fama la apariencia de lo que creemos que somos, se viste de nosotros y sale al mundo mostrando lo que nada se parece a nuestro reflejo. Amy se descubre como una mujer sencilla y auténtica, sin pretensión de ocultarse detrás de la apariencia, entrega el corazón, avergonzada del éxito, comienza a asfixiarse.

Lee. Amy Winehouse y los Latin Grammys

“Un alma vieja en un cuerpo joven”, las palabras que mejor describen a Amy Winehouse. Ella compartió lo que más pudo con los demás y reflejó el alma a través de la música.

No pierdas la oportunidad de ver este íntimo y poderoso documental que estará hasta el próximo 19 de noviembre en algunos cines de la Ciudad de México, como parte de lo mejor del Festival Internacional de Cine de Morelia.