El golfista demostró la pasión por jugar en su país en el hoyo 17

Los mexicanos Abraham Ancer y Carlos Ortiz tuvieron el mejor día en el World Golf Championships-Mexico Championship. El ‘Turco’ tuvo un inicio sólido con tres birdies en fila y, después, un bogey lo desestabilizó. Pese a eso, aguantó hasta el back nine donde tuvo dos birdies más.

“Fue un buen comienzo con tres birdies. No me puse en situaciones de mucho estrés”, dijo al término de su ronda.

Ancer demostró la pasión por jugar en su país en el hoyo 17. Después de su primer tiro, el de Reynosa, Tamaulipas, se encaminó al green y ondeó una bandera mexicana. El público se puso de pie y le aplaudió todo el camino.

“Mi hermana me la dio (la bandera) en el hoyo 15. Fue muy bonito. Me han apoyado inmensamente. Somos buenos anfitriones y es bonito”, reconoció Ancer.

Además, el ‘Turco’ admitió que es bueno el ambiente mexicano, pues es totalmente diferente a lo que se ve en el Tour. Incluso, señaló que la pasión de otros deportes se trasladan al campo de golf.

“Es divertido, bonito y como el golf no es muy común, la gente trae todo de otros deportes como futbol, box y beisbol y es divertido”.

Por su parte, Carlos Ortiz dejó de pagar derecho de piso en su primer WGC. El jalisciense admitió que de los errores se aprende y que, con el apoyo de su hermano menor, Álvaro, quien juega en en el PGA Tour Latinoamérica, fue más fácil jugar. Incluso le mandó un mensaje de hermano mayor.

“El primer día cometí muchos errores. Hemos aprendido de cada ronda. Estamos tratando de jugar más agresivo desde el tee. (A Álvaro) hay que enseñarle siempre quién es el jefe, que luego se les olvida”, dijo entre risas.