Archivo
Manuel Gil Antón, investigador en el tema educativo de El Colegio de México, consideró que en el caso de “La Maestra” la aplicación de justicia fue selectiva.

CDMX.- La aprehensión y liberación de Elba Esther Gordillo responde a intereses políticos, coincidieron especialistas quienes criticaron que la exlideresa magisterial haya sido liberada debido a que las acusaciones en su contra no fueron sólidas.

Manuel Gil Antón, investigador en el tema educativo de El Colegio de México, consideró que en el caso de “La Maestra” la aplicación de justicia fue selectiva. 

“La justicia selectiva no es justicia, es venganza, porque su detención no pudo ser probada por el Poder Judicial y esto nos habla muy mal de la PGR. No nos llamemos al engaño, Elba Esther Gordillo fue detenida por razones políticas y liberada por razones políticas”, dijo Gil Antón. 

 

El investigador añadió que “es una tristeza que una persona que hizo tanto daño a la educación quede exonerada, aunque también fue exonerada porque la acusación no fue sólida”.

Roberto Rodríguez, investigador del Instituto de Investigaciones Sociales de la UNAM, coincidió en que la detención y liberación de Gordillo Morales deja a la vista motivos políticos.

“Fue detenida para hacer posible o evitar resistencias del SNTE a la reforma educativa planteada por el gobierno de Enrique Peña Nieto. La reforma se logró en gran medida por su aprehensión, pero una vez terminado el sexenio es puesta en libertad, eso da la impresión de que su castigo terminó aun sin que hayan sido aclarados los delitos por los que se le acusó”, explicó.

Margarita Zorrilla, exconsejera de la Junta de Gobierno del Instituto Nacional para la Evaluación de la Educación (INEE), pidió considerar que “la maestra ha sido un actor clave en el sistema educativo nacional y creo que eso hay que tenerlo presente”.