Netflix detecta una veta importante de negocio en materia de videojuegos para fortalecer su multimedia.
La plataforma está por presentar versiones alternas de sus series más exitosas, comenzaría con Stranger Things

Luego del éxito de sus producciones, Netflix tiene la fórmula para convertir su plataforma en un imperio multimedia: los videojuegos.

La firma ha presentado nuevos videojuegos basados en sus programas que saldrán a la luz próximamente.

Uno de ellos es ‘Stranger things 3: The Game’, que se basa en la popular serie para adolescentes y saldrá el 4 de julio, el mismo día en que se estrena la tercera temporada del programa.

Netflix también ha licenciado ‘The Dark Crystal: Age of Resistance’, una precuela de la película de Jim Henson en la década de 1980, para un juego que se estrenará este año. La compañía no está desarrollando o produciendo los videojuegos en sí, sino que opta por licenciar los personajes a estudios externos.

Netflix ha empezado a explorar la posibilidad de convertir sus películas y programas de televisión en otros productos, y ‘Stranger Things’ ha sido su conejillo de indias. El programa es uno de los más populares del servicio, especialmente en Estados Unidos y entre los espectadores más jóvenes.

La compañía obtuvo la licencia de un juego móvil de ‘Stranger Things’ en 2017 y desde entonces ha celebrado acuerdos para la producción de camisetas, botellas y helados.

Algunas de estas promociones son solo trucos de mercadeo diseñados para atraer a más espectadores a su serie original. Netflix aún genera prácticamente todas sus ventas por suscripciones a su servicio de transmisión. Pero tanto los productos como los videojuegos podrían convertirse en nuevas fuentes de ingresos.

DATOS

La plataforma está apostando por las series de mayor éxito, ejemplo es Stranger Things, la cual tan solo en el debut de su 2da temporada tuvo audiencia de 15 millones en EU.