Fotos: Cortesía
Para enfrentar lo que se ve inminente, un brote del COVID-19, Saltillo prepara espacios, material y equipo

Como parte del Plan Estatal de Prevención y Control del COVID-19 en Coahuila, la Secretaría de Salud ha reconvertido al Hospital General de Saltillo para brindar una mejor atención a pacientes por la nueva cepa de coronavirus.

Así, por instrucciones del gobernador Miguel Ángel Riquelme Solís, la Secretaría de Salud de Coahuila habilitó el “Área VIP” del Hospital General de Saltillo como el pabellón respiratorio, en el que se instalaron camas totalmente equipadas con ventiladores y demás instrumentos médicos.

Asimismo, esta área cuenta con cámaras de circuito cerrado para la realización del seguimiento, vigilancia y tratamiento adecuado de los pacientes que así lo requieran.

La dependencia de Salud en la entidad informó que, además, se instalarán distintos cubículos prefabricados para poder realizar el primer contacto con el paciente que padezca por el coronavirus.

Recalcó que todo paciente que requiera de atención será tratado bajo un protocolo perfectamente establecido de atención, así como por parte de personal de salud capacitado y con medidas de seguridad que garanticen su salud, la del personal médico, así como de la población en general.

HAY MÁS ESPACIO DISPONIBLE

Por su parte, Jorge Soto Almaguer, director del Hospital General de Saltillo refirió que se tienen otras áreas del propio nosocomio destinadas en esta reconversión en caso de ser necesario, de acuerdo con las necesidades, con la implementación de más camas totalmente equipadas y aisladas para la atención de la ciudadanía.

De esta manera, la Secretaría de Salud de Coahuila, por indicaciones del Gobierno del Estado, trabaja para ofrecer la mejor atención médica a pacientes que presenten complicaciones médicas por COVID-19, a través de protocolos de atención, personal capacitado, así como infraestructura hospitalaria en beneficio de todos los coahuilenses.

José Reyes


José Reyes Quintero. Orgullosamente periodista de VANGUARDIA desde noviembre de 1999, aunque mi incursión en el periodismo se remonta al año de 1988, cuando inicié mi carrera en Monterrey, mi ciudad natal, donde estudié la carrera de Ciencias de la Comunicación en la UANL. He cubierto desde actividades policiacas hasta deportivas, incluso sociales, siempre en el periodismo escrito.  Actualmente me especializo en temas electorales, políticos, de seguridad y legislativos. Vivo de la palabra y como tal, me esfuerzo al máximo por respetar nuestro idioma.