Maradona murió a los 60 años de un paro respiratorio.
Diego tuvo un mes repleto de problemas de salud que terminó en su muerte

A los 60 años, Diego Armando Maradona murió de un paro respiratorio, sin embargo el mes de noviembre fue caótico para el astro argentino. 

Todo comenzó el 30 de octubre, al cumplir 60 años. Maradona se le vio muy deteriorado y tuvo que ser ayudado por dos personas para un homenaje en el partido entre Gimnasia y Vélez.

Recibió los honores y no pudo continuar, por lo que tuvieron que llevarlo de vuelta a su casa, pero el 2 de noviembre fue el principio del fin para Maradona. 

Maradona ingresando al hospital para ser operado/ AP

Ese lunes, el mundo del futbol amaneció con la noticia de que Maradona había sido trasladado a una clínica por un "bajón anímico que afectó su alimentación", dijo su médico Leopoldo Luque. 

Sin embargo al  pasar las horas se complicó el asunto y fue llevado en ambulancia para una intervención quirúrgica en la cabeza por un hematoma subdural. 

Luego de 80 minutos, todo salió bien y parecía que Maradona había salido bien librado. 

El 11 de noviembre, y luego de ocho días de internación, Diego recibió el alta y se dirigió a una casa en Nordelta para continuar con la recuperación.

Desde ese momento no hubo más noticias sobre su estado de salud hasta hoy, cuando sufrió un paro cardíaco y no lo pudieron reanimar.

Fue un noviembre con problemas de salud y no terminó de la mejor forma.