Luis Salcedo
Los locales llegan a los 50 puntos y cierran con triunfo la Temporada regular rumbo a la Liguilla

El Atlético Saltillo venció 2-0 al Club Calor de Monclova en el Clásico Coahuilense, por lo que los de la capital llegarán motivados a la Liguilla de la Liga Premier Serie B.

El conjunto de los atléticos cerró la fase regular con victoria para alcanzar los 50 puntos, ahora esperará la conclusión de la última jornada para conocer a su rival en la fase eliminatoria.

Saltillo le repitió la dosis a los monclovenses —en la primera vuelta del torneo los vencieron a domicilio 2-0—, pero pudieron abultar el marcador si hubieran aprovechado mejor las opciones generadas.

Fue al minuto 23 cuando Raúl Reyes hizo magia ante una salida precipitada del arquero monclovense, quien rechazó fuera del área al centro, oportunidad que “El Mago” aprovechó para controlar el esférico y sacar un disparo por encima del meta, quien nada pudo hacer.

Luis Salcedo

En la segunda mitad, apenas al 10’ de reanudadas las acciones, Eddie Ríos clavó el 2-0 en jugada a balón parado; el cobro fue a segundo palo, donde el esférico fue recentrado de cabeza y el jugador de los atléticos aseguró su remate con parte interna.

Atlético Saltillo tuvo al menos dos más en descolgadas; jugadas claras en las que sus delanteros fallaron sus disparos solos ante el arquero rival. Lograron marcar otro, pero fue anulado por posición adelantada.

Por su parte, Miguel Collazo tuvo una actuación destacada, salvando la meta saltillense en par de ocasiones.


Porra monclovense se fueron enojados

Mientras la tribuna poniente de La Fortaleza fue toda una fiesta —el Estadio Olímpico vivió una gran entrada por parte de los seguidores del Atlético Saltillo—, la mala nota la dieron los aficionados visitantes, pues cambiaron los cánticos de apoyo por caos en el graderío oriente del inmueble.

Al ver a su equipo abajo en el marcador y sin posibilidades de Liguilla, la porra monclovense dejó de lado el bombo y los platillos para comenzar a encender papeles y luego una lona del Atlético Saltillo.

Luis Salcedo

Al igual que el fuego, los ánimos se apagaron con la llegada de autoridades municipales, quienes sin hacer mucho escándalo lograron que la porra visitante volviera a los cánticos y brincos.