Donald Trump / Foto: Archivo
Twitter se ha convertido en la herramienta favorita de Donald Trump para incentivar que las empresas automotrices inviertan en Estados Unidos

CDMX.- Twitter se ha convertido en la herramienta favorita de Donald Trump para incentivar que las empresas automotrices inviertan en Estados Unidos en lugar de producir en México y hacer que éstas se atemoricen.

Desde que Donald Trump se convirtió en presidente electo de Estados Unidos ha hecho de Twitter su arma más temida, en especial para las automotrices.

Inició el 2017 con amenazas que -en varios casos- han dado resultado ya que compañías como Ford, GM y Chrysler-Fiat han redirigido a Estados Unidos inversiones originalmente contempladas para México, todo, por el poder de tuit.

LA PRIMERA AMENAZA

El 3 de enero Trump lanzó el primer tuit. Amenazó a GM con aplicar un gran impuesto si mantenía la fabricación en México del Chevy Cruze que vende en EU.

La primera reacción oficial de la empresa fue decir que mantendría su producción, pero ese día Ford anunció la cancelación de los planes para una nueva planta de mil 600 millones de dólares(mdd) en San Luis Potosí, México. En su lugar, la firma invertirá 700 mdd en la expansión de la planta de Flat Rock, Michigan. 

No habían transcurrido ni 24 horas cuando Trump atacó a Toyota. Si bien ésta no retiró su inversión de México, las amenazas de Trump sí lograron resultados, ya que anunció que invertirá 10 mil millones de dólares en EU en los próximos 5 años.

El 9 de enero, Fiat-Chrysler informó que invertiría mil millones de dólares en la modernización de dos plantas en Estados Unidos. Lo cual compartió de inmediato Trump en sus redes.

El 17 de enero, GM anunció que trasladará parte de su producción en México a EU e invertirá mil millones de dólares. Donald agradeció el hecho a través de un tuit. 

Con información de El Financiero