Presos. El padre de familia fue internado en el Penal, al igual que la mujer, mientras son enjuiciados. / Especial
Los esposos son reincidentes, al niño mayor lo golpearon desde los 9 meses, por lo que estuvo 4 años en el DIF

AGUASCALIENTES, AGS.- Un matrimonio enfrentará en prisión un proceso penal por los delitos de violencia familiar y lesiones dolosas en agravio de sus hijos de 3 y 5 años de edad, a quienes presuntamente infligían golpes extremos y quemaduras.

Al mayor de sus hijos pretendían entrenarlo para que se hiciera boxeador; por lo que le implementaron rutinas de ejercicio, como lagartijas, estiramiento de piernas, golpear un costal de box y pegarle a la pared con sus manos hasta sangrar.

Esmeralda y Andrés fueron vinculados a proceso penal con base en la imputación que formuló en su contra la Unidad de Atención Integral a la Mujer.

La Fiscalía General del Estado informó que la vinculación a proceso abarca los dos ilícitos; en el de violencia familiar los dos niños tienen la calidad de víctimas y en el de lesiones sólo su hijo mayor.

La Fiscalía conoció de los hechos por una denuncia de la Procuraduría de Protección de Derechos de Niñas, Niños y Adolescentes del DIF estatal, la que le reportó que dos menores eran violentados por sus padres biológicos, en un domicilio ubicado en la colonia Insurgentes de esta ciudad.

La Unidad de Atención Integral a la Mujer del Ministerio Público encontró que los imputados son padres de dos niños de 5 y 3 años; sin embargo, su hijo mayor estuvo en resguardo del DIF desde que tenía 9 meses de edad y hasta el 29 de mayo de 2018, fecha en la que se le reintegró a su núcleo familiar.

Al volver a su hogar, el niño volvió a sufrir golpizas, lo mismo que su hermano.

“Las agresiones hacia las víctimas abarcaban desde insultos hasta golpes en diferentes partes del cuerpo. En agosto pasado, Andrés golpeó y le arrojó agua caliente a la víctima de 5 años”, se dijo.

ENTÉRESE

>  Los días 4 y 5 de agosto de 2018 Andrés le arrojó agua caliente a la víctima de 5 años, causándole quemaduras de segundo y tercer grado en la espalda, señaló el Ministerio Público.