Por ejemplo, Paco Cienfuegos, hasta ejidatario se volvió para hacerse de tierras en Mina, NL, con la complicidad de Adrián de la Garza, quien busca gobernar al Estado por el PR

Les platico: llevados por información privilegiada a la que están acostumbrados recibir para acrecentar sus fortunas, un día tuvieron la ocurrencia de convertirse en ejidatarios para "comprar" terrenos aledaños al frustrado proyecto del ex gobernador Rodrigo Medina de un penal y un parque eólico en el municipio de Mina, NL, en 2014.

Involucrados en esa operación estuvieron, Medina, su papá y otros nombres relacionados a esa familia.

Unos meses antes de dejar su cargo, Medina anunció una inversión millonaria para construir las mentadas obras en los terrenos del Ejido California La Azufrosa, de Mina.

Entre los compradores de 60 hectáreas ejidales aparece un tal Francisco Cienfuegos Martínez, el 6o en el documento que acompaña a este artículo que fue obtenido por mi BigData directamente de los archivos del Comisariado del Ejido California, en la Azufrosa, de Mina.

El Notario Público 132, Armando Hernández Berlanga, tuvo a su cargo la protocolización de una supuesta asamblea realizada por el Comisariado Ejidal en el año 2014, mediante la cual les fueron reconocidos derechos de avecindamiento a quienes aparecen en el citado documento, con el propósito de que pudieran adquirir 60 hectáreas en los alrededores de donde serían construidos el penal y el parque eólico.

ADRIÁN DE LA GARZA, CÓMPLICE DEL DESPOJO A EJIDATARIOS

 
Los verdaderos ejidatarios de Mina denunciaron el despojo del que fueron objeto y el caso fue manejado por Adrián de la Garza, en sus funciones como procurador de Justicia en el Estado y hasta la fecha ninguna acción penal ha sido ejercida en contra de quienes se ostentaron como ejidatarios para pagar los pesos a pesetas por el valor real de dicha propiedad.

Las obras nunca se realizaron, pero Cienfuegos y el resto de los "ejidatarios" citadinos siguen conservando la propiedad de esas tierras.

Para que pudieran obtener el carácter de avecindados por parte de la asamblea ejidal, las leyes agrarias establecen como requisito esencial de validez para personas ajenas al núcleo ejidal, tener un año de residencia en el ejido materia de la operación.

Esto nunca sucedió, porque durante el tiempo en que dicha maniobra fue implementada, Cienfuegos vivía en San Pedro Garza García, aunque con domicilio alternos en Guadalupe y luego en Monterrey, además de su finca de fines de semana en Santiago, NL.

El acta levantada por el Notario Hernández Berlanga, señala que tras someterse a votación de la asamblea, los que aparecen en la lista obtuvieron la aprobación y el reconocimiento de posesionarios por la abrumadora cifra de 38 votos a favor y cero en contra.

Mediante esta argucia, Cienfuegos y la parentela y amistades de los Medina de la Cruz, se hicieron de 60 hectáreas del Ejido California La Azufrosa, destinadas a tierras de uso común, integradas en 44 parcelas.

La Notaría Pública número 132 fue otorgada en 1997 a Armando Hernández Berlanga, esposo de María Teresa Herrera Tello, cuando ésta fue presidenta del Poder Judicial en Nuevo León.

En septiembre de 2016, dicha notaría fue suspendida y una fuente a la que consulté, que formaba parte del gobierno del Estado, me dijo:  “investigamos a todas las notarías y ésta (la 132) resultó con muchos problemas y con acciones tipificadas como delito."

CAJÓN DE SASTRE
 
"Ten tu tan tan", les dice la irreverente de mi Gaby, a los "ejidatarios citadinos" que junto a Cienfuegos justificaron haber vivido durante un año en las incomodidades propias de una comunidad rural.