Foto: Vanguardia/Efrén Maldonado
El conductor ya es buscado por las autoridades para que pague los daños causados y que ascienden a 30 mil pesos
Cuando regresaba de la parranda, el conductor de una camioneta Ford Lobo que circulaba sobre el periférico Luis Echeverría Álvarez hacia el poniente, a la altura de la colonia La Romita perdió el control por el pavimento mojado y el exceso de velocidad, estrellándose contra una luminaria.
 
Según un testigo, el conductor perdió el control en una curva, se ladeó y después se subió al camellón terminando contra la luminaria. Otro vehículo que pasaba por ese sitio también perdió el control y estuvo a punto de chocar, pero su conductor supo maniobrar a tiempo.
 
El accidente ocurrió durante la madrugada de ayer, y fue reportado por testigos al sistema de emergencias 911, también denunciaron que, tras chocar, el conductor estaba huyendo del lugar en un taxi.
 
Los mismos testigos intentaron impedir su huída para que asumiera su responsabilidad y al hacerlo se percataron que despedía un fuerte olor a bebidas embriagantes Ante su negativa y al ponerse agresivo, lo dejaron ir.
 
Al lugar se trasladaron rápidamente elementos de Tránsito Municipal para tomar conocimiento del accidente, así mismo al llegar hallaron la camioneta Ford Lobo Pick Up abandonada, los vidrios estaban abiertos y en el interior olía a bebidas embriagantes aunque no se encontraron botellas.
 
Después de tomar conocimiento de los hechos, solicitaron una grúa para retirar la camioneta.
 
Autoridades ya buscan al propietario de la unidad para que pague por los daños causados al municipio y que ascienden a más de 30 mil pesos.