¿Ayuda? En 2016, el presidente Peña Nieto inauguró 200 Comedores Comunitarios en Acapulco / CUARTOSCURO
Acusa Presidente que Sedesol era corrupta y que el dinero no llegaba a la gente

CDMX.- El retiro de presupuesto para 5 mil comedores comunitarios es parte de una limpia de programas sociales vinculados a corrupción y desvío de recursos, informó ayer el presidente Andrés Manuel López Obrador.

El Ejecutivo federal detalló que se hace la revisión de programas de la otrora Sedesol, ahora Secretaría de Bienestar, pues estaban supuestamente dirigidos a la gente con escasos recursos, pero no llegaba ese dinero a las personas.

“Ya no existe la Sedesol, ni sus prácticas, se terminan alrededor de 30 años de Programas electoreros que solo mediatizaban, incurrían en corrupción utilizando el nombre de gente humilde y gente pobre, eso se termina. Estancias infantiles, personas con discapacidad, comedores, se piensa que eran programas muy buenos. Cuando menos había irregularidades y desviaciones y no se ayudaba realmente a la gente”, acusó el Presidente.

Sostuvo que en gobiernos anteriores plagiaron términos que se utilizaban en la lucha social: Solidaridad, Oportunidades, Progresa, Próspera, no funcionaban esos programas, dijo.

Anunció que después de la “limpia”, va a presentar un informe de cómo en los últimos tiempos se manipulaban los programas sociales.

Al mismo tiempo, el presidente de la Comisión de Presupuesto y Cuenta Pública de la Cámara de Diputados, Alfonso Ramírez Cuéllar (Morena), señaló que el programa de comedores comunitarios era uno de los impulsados por el sexenio pasado que más opacidad de operación y discrecionalidad de recursos presentó en las auditorías que se le realizaron.

Consultado sobre el recorte de 3 mil 205 millones 757 mil 494 pesos al presupuesto que se destinaba a los comedores, Ramírez Cuéllar informó que los recursos fueron destinados a otro tipo de apoyos alimentarios para la población.

“Este es uno de los programas que evaluamos y lo hicimos con base en una serie de auditorías realizadas por Coneval, por la Auditoría Superior de la Federación (ASF) y por otros organismos de la sociedad civil, y prácticamente todas tenían una coincidencia y esa era la opacidad, la discrecionalidad”, dijo.

En tanto, la diputada del PRI y exdirectora del DIF nacional, Laura Barrera Fortoul, consideró que Morena, desde el Gobierno Federal, no acepta programas sociales que no le dan rentabilidad electoral.

“Parece ser que todo aquel programa que no les genere (a Morena) una rentabilidad electoral está fuera del mapa y del presupuesto de la asistencia social de este país”, abundó.

“Todo aquel que no vota no está en la agenda de la nación”, ironizó, al ser consultada sobre la eliminación del presupuesto a comedores comunitarios.

“Lamentamos que no se reconozca a programas tan nobles que, por supuesto, pueden ser perfectibles. Cada uno de estos programas puede tener observaciones”, dijo.