La obesidad infantil puede prevenirse desde el nacimiento y los padres deben ser una guía en los hábitos alimenticios y de ejercicio/Foto: Especial
Correctos hábitos alimenticios y la activación física desde edad temprana ayudan a combatir eficazmente la obesidad infantil

La obesidad infantil es una de las principales enfermedades de la población actual. Se trata de un problema relacionado con los alimentos que más preocupa a los padres, ya que puede causar serios problemas en la salud de los niños, tanto físicos como psicológicos.

Desde enfermedades cardiovasculares o diabetes hasta trastornos en su desarrollo psicológico son algunas de las consecuencias de un peso incontrolado.

Los niños obesos o con sobrepeso tienen más probabilidades de convertirse en adultos desde una edad temprana. Esto conduce a un mayor riesgo de aparición temprana de enfermedades como hipertensión, hipoglucemia, hipercolesterolemia, 

aumento del riesgo cardiovascular, infarto de miocardio, ictus, problemas de morbilidad y mortalidad o peor psicología social y logros educativos.

El combate a la obesidad se da desde el nacimiento con la promoción de buenos hábitos alimenticios. Siguiendo algunas pautas emitidas por organismos de la salud a nivel mundial, podemos prevenir la obesidad infantil.

-Desarrolle hábitos alimenticios saludables: una dieta equilibrada es la base de una buena dieta. Los padres son responsables de inculcar hábitos alimenticios correctos en sus hijos, a veces son los primeros en darles papas fritas o comida de ese tipo. 

La alimentación de los niños clave para una buena dieta que favorezca el correcto crecimiento/Foto: Kelly Sikkema

-Siguiendo el orden de la pirámide alimenticia de los niños, se satisfarán sus necesidades nutricionales. Siempre recuerde estos simples consejos para alimentar a los niños correctamente.

-Mantenerlos físicamente activos: el ejercicio y una dieta equilibrada son las claves para evitar la obesidad infantil. Este es un factor decisivo y decisivo. Los expertos recomiendan al menos 15 minutos de ejercicio moderado o extenuante para evitar el sobrepeso. 

-Se recomienda que la pirámide de ejercicio físico para niños se mueva todos los días, 3-5 veces a la semana, al menos 20 minutos de ejercicio vigoroso, 2-3 veces a la semana para mejorar la flexibilidad y la fuerza.

-Evite un estilo de vida sedentario: ya sabemos que no hacer ejercicio le hará tener sobrepeso. La televisión tiene un gran impacto en los malos hábitos alimenticios de los niños, y es uno de los mayores enemigos de la obesidad infantil. 

Las horas de inactividad frente al televisor o pantallas de dispositivos móviles deben ser controladas a un máximo de dos horas diarias/Foto: Sigmund

-Se recomienda que los niños permanezcan no más de 2 horas al día frente a un televisor, computadora o consola de juegos.

-Lidera con el ejemplo: debe cambiar sus hábitos para que sus hijos estén más saludables. Si los niños nos ven inactivos y nos alimentamos incorrectamente, no proporcionaremos un buen modelo para reflexionar. Se debe dar un buen ejemplo. Se recomienda encarecidamente que el ejercicio familiar, que también ayuda a la unidad familiar.

-Compartir una mesa de comedor familiar: algunos estudios han demostrado que los niños que comen con sus padres comen alimentos más saludables. Es importante compartir al menos una mesa con los niños todos los días para controlar su dieta y hacer que las comidas sean más fáciles y agradables. 

Carlos E. Pascual

Jefe de información y soft news de la Revista 360. Licenciado en Relaciones Internacionales por la Universidad del Valle de México. Tiene estudios como Técnico de Agricultura en el plan de estudios tecnológicos de bachillerato en Química Biológica. Se ha desarrollado profesionalmente como analista de importaciones Jr, seguidor de tráfico, líder en administración de ventas y supervisor de guarderías con experiencia en estas diferentes áreas.