Alumnas. Vianney Fuentes, Valeria Cordero y Victoria Campos son quienes realizaron el corto de terror. / Karla Guadarrama
Estudiantes de Diseño Gráfico fueron guiadas por el maestro Sergio Avilés para la realización del material con una duración de nueve minutos

Suplir recursos utilizados por Hollywood con creatividad e ingenio fue uno de las estrategias que lograron concebir tres estudiantes de la ULSA para producir su primer cortometraje de terror.

Vianney Fuentes, Valeria Cordero y Victoria Campos, estudiantes de Diseño Gráfico fueron guiadas por el maestro Sergio Avilés para la realización del material con una duración de nueve minutos y para el que dedicaron cuatro días de rodaje. 

Producir un cortometraje de terror fue la inquietud de las estudiantes, Sergio Avilés colaboró con un cuento que más tarde fue adaptado para el guión de “Hermana Agua”. 

El nombre nacido de un poema de Amado Nervo, como un augurio, el mismo día que la idea comenzó a tomar forma coincidió con un clima de frío. Sergio Avilés recalcó la creatividad y compromiso en las estudiantes, resaltando la negativa a frenarse por falta de recursos. El cortometraje fue presentado en el auditorio de la Universidad de La Salle ayer por la tarde.