Especial
Bolsonaro recibió ayer en Brasilia a Macri, el primer mandatario extranjero que hace una visita oficial a Brasil desde su investidura

BRASILIA, BR.- Los presidentes de Argentina, Mauricio Macri, y Brasil, Jair Bolsonaro, aumentaron ayer la presión sobre el mandatario venezolano, Nicolás Maduro, reconocieron la “legitimidad” del Parlamento de ese país, y renovaron su apuesta en un Mercosur volcado al comercio.

Bolsonaro recibió ayer en Brasilia a Macri, el primer mandatario extranjero que hace una visita oficial a Brasil desde su investidura, el pasado 1 de enero, y con quien mostró una clara sintonía respecto a la situación venezolana y al futuro del Mercosur, bloque que ambos países integran junto con Paraguay y Uruguay.

La visión sobre la situación venezolana la expresó con mucha más claridad y dureza el líder argentino, quien, con el consentimiento de Bolsonaro, no dudó en considerar a Maduro como “un dictador que intenta perpetuarse en el poder mediante elecciones ficticias”.

“Reconocemos a la Asamblea Nacional (Parlamento) como la única institución legítima en Venezuela, elegida democráticamente por el pueblo”, apuntó Macri mientras Bolsonaro asentía con la cabeza en una conferencia conjunta.

En su turno, Bolsonaro también hizo referencia a Venezuela, aunque no en términos tan duros como Macri. Destacó el compromiso de Argentina y Brasil con la “defensa de la libertad y la democracia en la región”.