Álvaro Uribe. Especial
El expresidente de Colombia anunció este martes que la justicia ordenó su captura y detención domiciliaria dentro del proceso que le sigue por manipulación de testigos contra un opositor

El expresidente de Colombia Álvaro Uribe, anunció este martes que la justicia ordenó su captura y detención domiciliaria dentro del proceso que le sigue por manipulación de testigos contra un opositor.

"La privación de mi libertad me causa profunda tristeza por mi señora, por mi familia y por los colombianos que todavía creen que algo bueno he hecho por la Patria", escribió el exmandatario en su cuenta de Twitter. 

El Supremo colombiano investiga a Uribe por dos delitos, fraude procesal y soborno, en el marco de un caso de manipulación de testigos cuyos hechos se remontan a 2015 y paradójicamente provienen de una solicitud que el mismo Uribe hizo al alto tribunal para que abriera la investigación.