Arranque. Luego de haber sido anunciada en 2015, por fin iniciaron los trabajos de ampliación de la carretera Saltillo-Zacatecas, hasta el entronque con Derramadero. Foto: Vanguardia/Mayra Franco
Se encarece 255% ampliación de la vialidad ubicada al sur de la ciudad

La ampliación de la carretera Saltillo-Zacatecas en su tramo del Rastro Municipal al entronque con Derramadero está en marcha y se requerirán 320 millones de pesos para cumplir la meta de 10.4 kilómetros con 2 carriles por sentido y división central; ayer el gobernador Miguel Riquelme, el delegado de SCT, Jesús María Montemayor, y el alcalde Manolo Jiménez, supervisaron el avance de la obra.

En el año 2015 se ampliaron los primeros 2.5 kilómetros y debido a un recorte presupuestal ahí concluyó, explicó el delegado de la SCT, Jesús María Montemayor, sin embargo en 2016 se acordó que en lugar de 2 cuerpos separados se hiciera sólo uno de 22 metros de ancho con acotamiento, división central, dos carriles por sentido, paraderos de autobuses y retornos.

En 2015 se dijo que el proyecto, más austero, costaría 90 millones de pesos; para 2016 se encareció el costo ya era de 160 millones de pesos.

Los retornos se localizarán a la altura de la Universidad Agraria Antonio Narro y otro más en el ejido La Encantada; además habrá ocho paraderos para autobuses.

El delegado explicó que ante el aumento del costo de los terrenos, los avalúos hechos con anterioridad ya no correspondían a los costos y en ese aspecto intervino el gobernador Miguel Riquelme para lograr la negociación con los dueños de los predios.

También dio a conocer que el municipio encabezado por Manolo Jiménez también entrará a la obra con el pago de algunas de las afectaciones que tenga la obra en los terrenos colindantes.

Actualmente se construye 1.4 kilómetros más de ampliación, y este mismo año se construirán también los retornos.

Ampliación carretera Zacatecas 10.4 kilómetros
Inversión total de 320 millones de pesos
Ampliación a 4 carriles, 2 por sentido.
Tendrá barrera central de concreto
Habrá además dos retornos y ocho parabuses.

Inversiones anunciadas
2015: Se dijo que la inversión sería de 90 mdp (obra suspendida).
2016: El costo del proyecto ya alcanzaba los 160 mdp, recursos etiquetados que fueron desviados para la ampliación de la carretera San Pedro-Cuatrociénegas.
2018: El gasto alcanza los 320 millones de pesos.