FOTO: INTERNET / Tras el estreno de su nuevo documental ‘Dancing With The Devil’, la cantante habló sobre sus problemas alimenticios, los cuales atribuyó a la ‘cultura de la dieta’ que existe en Hollywood.
Tras el estreno de su nuevo documental ‘Dancing With The Devil’, la cantante habló sobre sus problemas alimenticios, los cuales atribuyó a la ‘cultura de la dieta’ que existe en Hollywood. Ahora, Lovato apuntó los reflectores de internet hacia una tienda de nieve de yogurt y causó gran polémica al llamar al negocio ‘buitres de la cultura de la dieta’. ¿Está exagerando o realmente podría ser un foco rojo?

Demi Lovato apuntó los reflectores de internet hacia una tienda de nieve de yogurt y causó gran polémica al llamar al negocio ubicado en Los Ángeles “buitres de la cultura de la dieta” por ofrecer postres sugar-free. “Encuentro extremadamente difícil comprar nieve de yogurt en @TheBiggChillOfficial teniendo que pasar por tantas galletas sin azúcar/alimentos de dieta para llegar al mostrador. Hagan un mejor trabajo por favor”, escribió en Instagram.

Su comentario desató el debate que nadie esperaba pero todos querían tener pues la artista, quien ha compartido públicamente sus luchas con trastornos alimenticios, fue contestada con tantos comentarios de apoyo como de indignación.

Al respecto, Vanguardia buscó la opinión de dos expertas locales: Janeth Espinosa, especialista en nutrición clínica y trastornos alimenticios; y Ana González, psicóloga especializada en terapia breve estratégica. “Si nosotros tenemos un balance entre lo saludable, lo sugar-free, los alimentos keto, claro que vamos a poder ver muy buenos resultados, el problema es cuando nos vamos a los extremos y solo consumimos alimentos sugar-free”, explicó Espinosa.

En un intento por disculparse, Demi subió un video explicando que se comportó de manera “protectora de su niña interior” al recordar los momentos en los que sentía culpa por comer y que ese día, se retiró del establecimiento molesta y sin comprar nada. “No se trata de que no vayas a ninguna boda o a ninguna reunión familiar porque vaya a haber tentaciones, las puedes comer siempre y cuando tengas el balance”, expresó Espinosa.

Y es que, tan solo en 2019, la industria de la pérdida y control de peso se valoró en 192.2 billones y se prevé que alcance los 295.3 billones en 2027, según la proyección para este mercado de The Global Opportunity Analysis and Industry Forecast Report. “Hay personas que dependen de desayunar una galleta sugar free y a media mañana: yogurt griego sin azúcar y pues, la mercadotecnia nos gana y muchas veces no es lo que dice la etiqueta, es por eso que es muy importante ir de la mano de un especialista”, destacó Espinosa.

El debate trasciende las redes sociales de una celebridad y golpea cerca de casa en medio de una “tendencia” a trastornos alimenticios aquí mismo en Saltillo. Espinosa afirmó que un grupo de estudiantes de un colegio privado llegaron a su consultorio con un patrón en común: no comer y automedicarse con laxantes.

¿Cómo aliviar un conflicto con la comida? De acuerdo con Ana González, lo importante para tratar a alguien en una situación similar a la de la artista sería ver por sanar sus emociones. “Esto no es como dejar mi adicción a las drogas”, dijo Demi en su video. “Eso no lo necesito, pero sí necesito comer tres veces al día, por eso este problema estará conmigo toda mi vida”.

Esta reacción, explicó Gonzalez, tiene que ver más con las limitaciones a las que ella se sujetó anteriormente y menos con la comida dietética que tuvo enfrente. “Hay que construirles una relación saludable con la comida, ya que las dietas interfieren con la sensación fundamental en la que se basa la relación con la comida: el placer. Y entre más te lo quitan, más lo deseas”, afirmó.

Es crucial también, rodearse de un círculo de apoyo y posicionarse en un ambiente que no sea hostil. La cantante platicó que su antiguo staff incluso le escondía alimentos chatarra backstage. González resaltó que por esta razón, en casos con menores de edad es importante involucrar a los padres de familia.

Demi mencionó también lo difícil que es navegar su recuperación en un entorno tan superficial como Los Ángeles y declaró que quería fomentar más seguridad para quienes sufren lo mismo que ella. “¿Qué tanto estamos dejando nuestra felicidad en manos de los demás?”, reflexionó González, también especialista en terapia familiar sistémica. “Estamos tanto en las expectativas de otros que nos olvidamos de nosotros”.

OTROS QUE HAN LUCHADO:

Evanna Lynch

La actriz, reconocida por su papel de Luna Lovegood en la franquicia de Harry Potter, dijo en el programa 'Dancing with the Stars' que su lucha contra la anorexia nerviosa comenzó a los 11 o 12 años. También declaró que el papel de Luna le demostró que "podía hacer algo" y "tenía algo que ofrecer al mundo", lo que ella tomó como impulso para salir de la enfermedad.

Lily Collins

La actriz de la serie de Netflix “Emily in París” admitió que, durante la adolescencia, luchó contra la anorexia. "Haber sufrido un trastorno alimenticio no me define, no me avergüenzo de mi pasado", dijo Collins en sus memorias “Unfiltered: No Shame, No Regrets, Just Me”. La confesión se dio a raíz del lanzamiento de la película “To the bone”, en la cual tuvo que interpretar a una joven que pasa por un tratamiento para curar el mencionado trastorno.

Zoe Kravitz

La actriz de “Fantastic Beasts” confesó a la revista Vogue que la anorexia que sufrió alarmó a su familia mientras grababa “The road within”, cinta en la cual interpretó a una joven anoréxica. "Fue horrible. Podías ver mi caja torácica. Solo estaba tratando de perder más peso para la película, pero no lo podía detener", dijo a la revista.

 

Victoria Beckham

La diseñadora, quien fue miembro de las aclamadas Spice Girls, afirmó en varias ocasiones que padeció anorexia. La confesión, en su momento, la realizó en “Aprender a volar”, libro que relata las memorias de parte de su vida. En el libro cuenta que los problemas de alimentación comenzaron cuando hizo parte del grupo musical británico, pues sus compañeras hacían comentarios que insinuaban que estaba pasada de peso.

Mary Kate Olsen

Las gemelas Olsen tuvieron mucha fama gracias a películas como “Un instante en Nueva York”. Pese a las ventajas de su éxito, éste desencadenó algunos problemas. Uno de los más reconocidos fue la anorexia de Mary Kate. La joven fue internada en una clínica de rehabilitación, en abril de 2004, para curarse de la anorexia nerviosa que sufría desde tiempo atrás. “Creo que es muy importante ser capaz de hablar cuando algo está mal. Aprendí a muy corta edad que si no hablas sobre eso puedes perder la razón”, aseguró en una entrevista con la revista Marie Claire sobre la necesidad de pedir ayuda cuando se tiene un trastorno alimenticio.

Lady Gaga

En 2012, la cantante del éxito “Born this way” dio a conocer, mediante una publicación en la red social Little Monsters, una imagen suya en ropa interior junto con un pie de foto en el que confesaba haber sufrido anorexia y bulimia desde los 15 años. La publicación fue realizada a raíz de los comentarios que había hecho la prensa sobre su aumento de peso.