Foto: Vanguardia
Lo que en un principio fue un proceso “cordial y con los protocolos de sanidad que dictan las autoridades”, las actuales condiciones de trabajo se reducen al hacinamiento y calor

Saltillo, Coahuila.- Colaboradores del Instituto Electoral de Coahuila, denunciaron las “pésimas” condiciones de trabajo en las que operan. 

Lo que en un principio fue un proceso “cordial y con los protocolos de sanidad que dictan las autoridades”, las actuales condiciones de trabajo se reducen al hacinamiento y calor.

“Estamos en el recuento pero nos tienen en pésimas condiciones, nos tienen en una bodega super pequeña con más de 50 personas.

Adentro todos pegados, sobre todo a los Capacitados, hace un calor infernal, huele feo y sobre todo no nos permiten tomar agua”, expresaron los colaboradores.

Quienes temen que debido a estas condiciones alguno pueda tener un “golpe de calor”, pues las tareas del Instituto Electoral de Coahuila tras los comicios del pasado 6 de junio continuarán un par de semanas más.