Consecuencias. Además de los daños en su camioneta, Samuel deberá pagar los causados a la barda perimetral de la Hacienda El Mimbre por conducir ebrio y a exceso de velocidad. JETZA MUZQUIZ
Se presume que iba a unos 90 kilómetros por hora pese a las curvas pronunciadas del tramo

Por conducir en un estado inconveniente, un hombre terminó sufriendo un fuerte accidente de tránsito en el que acabó destruyendo su vehículo al chocar contra una barda luego de no haber podido tomar una curva debido a la velocidad.

Alrededor de las 3:00 horas, Samuel V. se desplazaba sobre el bulevar Francisco I. Madero, en sentido de poniente a oriente, y se presume que iba a unos 90 kilómetros por hora pese a las curvas pronunciadas del tramo.

Al llegar al punto donde el bulevar se transforma en Emilio Arizpe de la Maza, la Equinox siguió derecho pues el impulso imposibilitó al conductor girar a su izquierda, tratando de frenar cuando avanzó descontrolado.

La camioneta saltó el cordón cuneta y se fue de frente hasta estrellarse con la barda perimetral de la Hacienda El Mimbre, causando daños en una sección, por lo que los hechos pronto se reportaron a los números de emergencia 911 para alertar a las autoridades.

Por fortuna, Samuel no presentaba ningún tipo de lesión que pudiera poner en riesgo su vida, bajando por su propio pie de la cabina de la camioneta para dialogar tanto con los dueños del lugar como con los oficiales de tránsito a fin de llegar a un convenio y hacerse cargo de los destrozos.