Tse Chi Lop, uno de los más buscados por la Interpol. ESPECIAL
El detenido se dirigía a Canadá en avión, con escala en Países Bajos, y fueron las autoridades australianas las que dieron la pista a las holandesas

LA HAYA, HLD.- La Policía neerlandesa detuvo en el Aeropuerto Schiphol de Ámsterdam a Tse Chi Lop, presunto líder de unas de las bandas asiáticas de narcotráfico más grandes del mundo, que tenía una orden de búsqueda y captura emitida por las autoridades australianas, que le acusan de comercio de metanfetamina y heroína a gran escala.

Según explicó ayer la Unidad Nacional de Policía neerlandesa, el arresto de Chi Lop, un hombre de 57 años con nacionalidad canadiense, se produjo el pasado viernes sin incidentes, siguiendo una solicitud recibida de la policía federal australiana del presunto narcotraficante, que estaba desde 2019 en la lista internacional de los delincuentes más buscados por la Interpol.

El detenido se dirigía a Canadá en avión, con escala en Países Bajos, y fueron las autoridades australianas las que dieron la pista a las holandesas porque Chi Lop es considerado uno de los narcotraficantes más ricos del mundo, que ingresa miles de millones como jefe de la banda Sam Gor o “The Company”, que controla gran parte del narcotráfico en el este de Asia.

Según la Policía australiana, este ciudadano canadiense de origen chino (cuya fama se compara a la del narcotraficante mexicano “El Chapo” o el colombiano Pablo Escobar) es responsable del 70 por ciento de todas las drogas que ingresan en el país, aunque también se cree que tiene vínculos con bandas de motociclistas australianos como “The Comancheros” y “Hells Angels”.