Foto: Archivo
La hipertensión arterial es una de las enfermedades crónicas más frecuentes entre la población.

La hipertensión arterial es una de las enfermedades crónicas más frecuentes entre la población, sus complicaciones pueden llevar a sufrir de un infarto cerebral o al corazón, que pueden llegar a ser fatales. 

El IMSS informa sobre los peligros de esta enfermedad en el marco del Día Mundial de la Hipertensión Arterial (17 de mayo). 

El jefe de enseñanza del Hospital General de Zona (HGZ) No. 2, del IMSS, Luis Carlos Martínez Reyna, explicó que el aumento de la presión arterial en forma crónica, es un padecimiento que puede transcurrir durante mucho tiempo en forma asintomática (no presenta malestares), y de no tratarse con oportunidad puede desencadenar afecciones mortales o incapacitantes.

Lo que provoca la hipertensión arterial es la grasa que se encuentra alrededor de los órganos y en su interior, ya que produce sustancias nocivas que alteran la presión arterial, de ahí que los hábitos saludables como una alimentación balanceada.

Entre la población prevalece la idea errónea de que todas las enfermedades, incluyendo la hipertensión y la diabetes, se curan con medicamentos, cuando la realidad es que éstas dos son crónico degenerativas y por ello irreversibles pero controlables con ejercicio, dieta adecuada y con apoyo farmacológico.

La prevención es sumamente sencilla y se relaciona, básicamente, con hábitos de alimentación saludable, un consumo importante de frutas, verduras y fibra, así como con bajos niveles de grasa animal.

LA CAUSA
>La hipertensión arterial es la grasa que se encuentra alrededor de los órganos y en su interior.
>Esta grasa produce sustancias nocivas que alteran la presión arterial.
>Una alimentación balanceada, así como el consumo de frutas y verduras ayuda a su prevención.