AP
Luego del escándalo protagonizado en un centro comercial, donde terminó siendo arrestado por agredir a su pareja, Dodgers ya lo activaron en su róster

Parece que le salió barato a Julio Urías el escándalo que protagonizó en un centro comercial de Los Ángeles, pues sólo tuvo que pasar una noche en la cárcel, pagar 20 mil dólares y ser dado de baja administrativa por el equipo sólo una semana.

El lanzador sinaloense fue acusado por varios testigos de discutir con su pareja en el estacionamiento de Beverley Center, un centro comercial localizado en Los Ángeles y luego empujarla al suelo.

Testigos del lugar llamaron al 911, fue por eso que pudieron arrestar a Urías en el lugar y luego lo llevaron arrestado, con cargos menores de violencia doméstica, según informó en su momento el portal TMZ.

El equipo anunció que daba de baja administrativa al pitcher, pero luego de una semana lo reactivaron para tenerlo listo para la serie que tendrá Dodgers en el Tropicana Field contra el equipo de Rays de Tampa Bay.

Urías, de 22 años, ha participado en nueve partidos esta temporada; cuatro como abridor. Tiene números de dos ganados, dos perdidos, efectividad de 3.18, 32 ponches y dos salvamentos en poco más de 28 entradas.

En el respectivo movimiento, Los Ángeles mandó a su sucursal Triple A, Oklahoma City al jardinero Kyle Garlick, quien en su debut en MLB el pasado domingo bateó un elevado al prado izquierdo