Foto: Ulises Martínez
Humberto y Misael reciben el encargo de conseguir más bebidas, y se salen del camino para terminar aplastados por el auto en el que viajaban

Dos hombres terminaron sin vida en el interior del vehículo en el que viajaban, a la altura del kilómetro 15+500 de la carretera antigua a Monclova con dirección a Saltillo, pues cayeron a un barranco de más de 10 metros de altura.

Aunque el accidente ocurrió por la madrugada, fue cerca de las 07:30 horas que se reportó el hallazgo del vehículo destruido contra la barda de la Quinta R. Salinas. 

En el interior del Chevrolet Aveo con placas de circulación FKT 3130, se encontraban los cuerpos ya sin signos de vida de Misael Eduardo Cardona de 23 años y Humberto Vidal Castro, de 37 años. 

Según las investigaciones, las personas se encontraban con unos amigos en la presa Palo Blanco, y fueron ellos los escogidos  para tratar de conseguir más cerveza. 

Los ahora occisos subieron al vehículo y emprendieron la partida, sin pensar que sería su último viaje, aunque se desconoce si iban solos o alguien iba acompañándolos, pues ambos quedaron en la parte trasera del vehículo volcado. 

MALA VISIBILIDAD E IMPRUDENCIA

El clima según pobladores estaba frío y con neblina, a esto se le complementó el exceso de velocidad al que iban Misael y Humberto, lo que ocasionó que en la curva salieran de ésta hacia el barranco. 

Volcaron por un espacio de 30 metros de largo y cayeron en un barranco de 10 metros de profundidad, hasta terminar estallándose contra la barda de la quinta que se localiza en el lugar.

No se sabe por cuánto tiempo quedaron en el lugar sin recibir ayuda alguna, pues inclusive se dijo que sus amigos los salieron a buscar a Saltillo, pero no vieron el auto. 

SE ENTERAN HORAS DESPUÉS

Inclusive los compañeros de fiesta acudieron por la mañana a la colonia Asturias donde vivían Misael y Humberto, pero no los encontraron y solo supieron de ellos cuando se les informó del percance. 

Personal del cuerpo de bomberos se presentó en el lugar, solo para confirmar el deceso de las personas; cubrieron los cuerpos y esperaron a las autoridades ministeriales. 

Al llegar se iniciaron las diligencias correspondientes y se procedió al levantamiento de los cuerpos, que fueron trasladados a las instalaciones del Semefo, donde se determinarán las causas del deceso.