Su equipo tiene seis partidos sin ganar y no pudo ocultar su frustración

Chivas está de capa caída. Su situación preocupa y los jugadores están desesperados, a tal grado que han llorado por las derrotas. 

El Rebaño tiene seis partidos sin ganar y luego de caer ante Lobos BUAP, Jesús Molina salió con lágrimas en los ojos. 

Molina jugó todo el partido sin embargo, al final fue captado por las cámaras mientras estaba en el banco llorando.

Entre los comentarios, algunas personas le mostraron respeto al futbolista al sentir los colores rojo y blanco. 

Chivas ocupa la posición 13 de la tabla con 15 unidades y su próximo duelo será ante Morelia, que es 16.