100 millones de televidentes fueron testigos del partido y el show. / Foto: AP.
Al ritmo de salsa y reguetón, el medio tiempo del magno evento deportivo se convirtió en una auténtica fiesta latina con un gran despliegue de luces, pirotecnia, enérgicas coreografías y sensuales vestuarios de la mano de Shakira y Jennifer Lopez

“¡Hola Miami!”, así en español fue como inició Shakira el show de medio tiempo del Super Bowl LIV. La colombiana, enfundada en un body rojo con flecos y diamantes acompañada de su característica cabellera rubia, movió sus caderas al ritmo de “She Wolf” flanqueada por un grupo de bailarinas y un gran despliegue de pirotecnia. Después de recorrer el escenario y saludar a sus fanáticos, un grupo de violinistas atrajo toda la atención del Estadio Hard Rock de Miami, Shakira interpretó temas como “Powerful”, el clásico “Ojos Así” y “Whenever, Wherever” tocando una guitarra eléctrica y bailando belly dance acompañada de una cuerda.

Después del sensual momento, la colombiana trajo el reggaetón al escenario del Super Bowl de la mano de Bad Bunny con temas como “I Like It” y “Callaíta”, el puertorriqueño, fiel a su estilo, lució un traje plateado con lentes y brillos en el rostro. El show de la colombiana continuó con “Chantaje” y “Hips Don’t Lie” armonizados con unas trompetas y flores de colores proyectadas en el escenario. La latina finalizó lo que aparentemente sería su participación al caer sobre su público, cerrando con un brinco sobre el escenario y un grito de júbilo muy al estilo africano que se convirtió en tendencia en redes sociales.

Segundos después, el momento de la “Diva del Bronx” llegó. Jennifer Lopez apareció en el escenario con un body negro firmado por Versace, la cantante estadounidense con raíces puertorriqueñas inició su show con el tema “Jenny From The Block”, seguida de su emblemática coreografía con bastones y el tema “Get Right”, los sensuales pasos de la cantante retaron por completo el horario familiar.

JLo cambió rápidamente de vestuario con otro body con transparencias adornado con 12 mil piezas de lentejuelas plateadas y rodeado de 15 mil cristales de Swarovski. Con “Waiting for Tonight” de fondo, la cantante dio un espectacular show mientras mostraba su talento en el pole dance, habilidad que le quedó de su participación en la cinta “Hustlers”. El público enloqueció cuando Lopez mostró su lado más latino acompañada del reggaetonero J Balvin y de un remix de canciones como “El Anillo Pa’ Cuando’, “Mi Gente” y “Love Don’t Cost a Thing”.

Foto: AP.

Tras mostrar sus dotes en el ‘perreo’, Jennifer Lopez desapareció de repente mientras unas jaulas se iluminaban en el escenario, así comenzó a sonar el tema “Born in the U.S.A.” de Bruce Springsteen. Emma, la hija de 11 años de Jennifer comenzó a cantar junto a su madre acompañada de más de una decena de niños con sudaderas estampadas con la bandera de Estados Unidos y con Shakira en la batería. JLo cambió de nueva cuenta de vestuario a una capa de plumas y joyas con la bandera de Puerto Rico al interior, la prometida de Alex Rodríguez también sacó sus mejores pasos de salsa con “Let’s Get Loud”.

Aunque parecía que el show de medio tiempo del Super Bowl LIV estaba por terminar, Shakira regresó al escenario con un body con flecos dorados, y junto a “La Diva del Bronx” mostraron que sus caderas no mienten al puro estilo del “Waka Waka”, tema oficial del mundial de futbol de Sudáfrica de 2010.  Así fue como la dupla latina ofreció uno de los shows más impresionantes, sensuales y divertidos de los últimos tiempos, cerrando con broche de oro con un “¡Muchas gracias!” y poniendo en alto a todos los latinos.

Cabe destacar que tanto Shakira como Jennifer Lopez no son las primeras artistas latinas que animan el medio tiempo del magno evento deportivo, ya que Gloria Estefan hizo lo propio durante el Super Bowl de 1992, ocasión en la que presumió sus éxitos “Live For Loving You” y “Get On Your Feet”. Otros hispanohablantes que se han unido a la celebración fueron Christina Aguilera y Enrique Iglesias en el show del 2000.

 

MÁS ‘GIRL POWER’

»  En muchos aspectos, la principal figura de la velada fue Demi Lovato, quien se encargó del mayor reto que presenta el Super Bowl para los artistas: la representación del himno de los Estados Unidos. Vestida de blanco y de pie al micrófono, Demi entregó una conmovedora versión de “The Star Spangled Banner”, nombre de la canción que representa a ese país.

»  Continuando con la noche gobernada por las chicas, la cantante Yolanda Adams emocionó al público al interpretar “America the Beautiful”, recibiendo una lluvia de aplausos. La cantante, especializada en el gospel, estuvo acompañada por niños que lucían ropa blanca. Ellos se encargaron de los coros, mientras Adams deleitaba al público del Super Bowl LIV.