Archivo
Algunas de las recomendaciones son examinar las políticas de privacidad de la tienda en línea, confirmar que la dirección inicie con https y no sólo http

Con los avances de la tecnología, los ciudadanos ya no necesitan salir de su casa para comprar artículos, pues esto se puede hacer en línea, mediante algunas páginas de internet; sin embargo, con este tipo de compras, el usuario corre el riesgo de sufrir una estafa o que sus datos sean robados. 

Es por eso que el Instituto Nacional de Acceso a la Información (INAI) emitió algunas recomendaciones para evitar ser víctima de esos delitos, pues las transacciones en línea implican el uso de datos personales como nombre, números de tarjetas de crédito y débito, códigos de seguridad e incluso la dirección del comprador para las entregas a domicilio. 

Algunas de las recomendaciones son examinar las políticas de privacidad de la tienda en línea, confirmar que la dirección inicie con https y no sólo http, evitar hacer compras desde dispositivos ajenos o a través de redes públicas; tomar capturas de pantalla del proceso de compra y conservar las imágenes en un lugar seguro, conservar el número de identificación o folio de la compra.

Se deben guardar los comprobantes de compra, para compararlos con los estados de cuenta bancarios; Activar, en el banco, el servicio de notificación de operaciones realizadas con la cuenta, para recibir avisos de las compras en el teléfono móvil o el correo electrónico.

ATENCIÓN
-Revisar las cuentas regularmente para detectar transacciones extrañas.
-Actualizar frecuentemente el antivirus, aplicaciones y sistema operativo del equipo de cómputo.
-Leer con mucha atención la descripción del producto y revisar las letras pequeñas que detallan el estado del mismo.