Cada quien tiene sus puntos fuertes y débiles, pero cuando se trata de la salud, todos enfrentamos los mismos retos para mantenernos en la mejor condición posible, ya se trate del cuerpo o de la mente

Los siguientes renglones contienen la sabiduría suficiente para hacer de ti un mejor ser humano.

Sugerencias para incrementar tu poder mental.

> Asegura la vitamina E, que es la ‘vitamina de la inteligencia’. La encontrarás en las nueces, cacahuates, semillas de calabaza y 
 el pescado.

> La otra vitamina que tu cerebro necesita es la B12. Este nutriente abunda en la carne roja (busca los cortes bajos en grasa).

> Y para evitar la pérdida de memoria, abandona el alcohol y el tabaco.

Sobre la longevidad

> Al comenzar este siglo la cantidad de personas mayores de 60 años se estimó en 610 millones –80 por ciento de ellas en los países ricos–, una cantidad que se triplicará, para llegar a 2 mil millones en el año 2050, cuando la población mundial alcance los 9 mil 300 millones de personas.

> En el siglo pasado, Europa Occidental demoró 100 años en duplicar la población mayor de 60 años, pero en este nuevo siglo la verás duplicada en tan sólo 25 años.

> En el 2050 la esperanza de vida en los países desarrollados –pronostican los expertos—será de 85 años. Y en los países menos desarrollados, donde en la actualidad es de 65 años, llegará a los 75.

> El promedio actual de longevidad en la población humana no tiene parangón en la historia, pero las condiciones bajo las que se ha envejecido en el Primer y Tercer Mundo, son muy diferentes. Por ejemplo, mientras en los países desarrollados la gente ‘creó una fuente de riqueza y luego envejeció’, en los países pobres la gente ‘envejeció antes de alcanzar la riqueza’.

> Por lo tanto, el Tercer Mundo sufrirá las consecuencias del envejecimiento de su población, mientras que en el Primer Mundo la gente disfrutará sin carencias de los últimos años de su vida.

> España se ha convertido en uno de los países más afectados por el aumento de la edad de la población. Con la tasa de fecundidad más baja del mundo y con una de las más elevadas esperanzas de vida, España llegará al 2050 como el país con más ancianos en todo el planeta: 44 por ciento de sus ciudadanos serán mayores de 60 años.

> En el mundo desarrollado, el envejecimiento ha comenzado a afectar el sostenimiento del sistema de pensiones, a tal grado que en los países de la Unión Europea ya se planea retrasar la edad de la jubilación o incentivar los flujos migratorios, a fin de que lleguen más jóvenes a ocupar las plazas de trabajo.

> El envejecimiento de la población es un fenómeno de tendencia global, propiciado por mejoras en la nutrición y la salud, y por el descenso del número de hijos por mujer.

> La ONU ha expresado que la alta proporción de ancianos constituye uno de los principales problemas a los que se enfrenta la humanidad en este momento.

> Ante el fenómeno, los expertos se muestran poco optimistas, sobre todo en el caso de los países pobres, ya que en los países ricos, los acianos llegan a la tercera edad con recursos suficientes para llevar una vida digna.

 

Sobre la nutrición

>Juzga cualquier dieta por los efectos en tu salud, no por los efectos en tu figura.

>No tomes multivitaminas. Es un sustituto muy pobre de una buena alimentación. Sólo asegúrate de diversificar lo que comes.

>No comas nada tres horas antes de irte a dormir. El sueño y la digestión no se llevan bien. Otro beneficio extra es que te ahorrarás mucho en antiácidos para controlar el reflujo gástrico.

>Mantente bien hidratado. Esto lava las toxinas de tu sistema y te ayuda a eliminar la grasa excesiva. Nunca permitas que tu cuerpo se deshidrate hasta el punto de que tu orina tenga un color fuerte (la orina debe ser clara e inolora).

>Comienza cada mañana con un tazón de avena. No sólo te ayudará a bajar tu colesterol, sino que mantendrá tu colon limpio y brillante. Usa fruta fresca para darle sabor a tu avena. No emplees azúcar.

>Camina alrededor de la manzana después de la cena. Esto te ayudará a la digestión, elevará tu ritmo cardiaco y quemará calorías.

>Puedes tomar una copa de vino tinto cada día, es bueno para tu corazón.

>Digamos que deseas ordenar una pizza. Si piensas: ‘Es más fácil que cocinar’, di no. Sin embargo, si piensas: ‘La pizza sabe sabrosa’, entonces di sí (el deleite es bueno para la salud).

>Si tienes problemas con la digestión, en vez de tres grandes comidas al día, haz cinco ligeras, son más fáciles de digerir y no te alterarán el estómago.

>Evita a toda costa los alimentos dietéticos. Las porquerías que le ponen a esas opciones acabarán por dañar tu salud.

Tu corazón

Es una máquina maravillosa, pero mal comprendida, y sobe todo muy mal tratada.

Por eso la enfermedad cardíaca es el asesino número uno, con la apoplejía pisándole los talones.

Pero ahora tendrás el poder de ser más longevo que tus congéneres. Las estadísticas dicen que muchos morirán de un problema cardiaco o de complicaciones relacionadas, pero tú no tienes por qué formar parte de esas estadísticas.

Aquí están los cinco pasos para mantener un corazón saludable.

> Consume menos grasa. Esto ya lo hemos repetido hasta la saciedad. Lo que pasa es que la grasa (la que viene en los productos de origen animal), conduce al colesterol, y el colesterol comienza a pegarse en las paredes arteriales, dando como primer resultado alta presión sanguínea, peligro de ataque cardiaco y apoplejía.

> Mantente en movimiento. Tu corazón es un músculo, por lo tanto, para fortalecerlo debes usarlo. Ya sabes la consigna: si no se usa se atrofia. Pero algo tan simple como una caminata de media hora a paso vigoroso, cinco días a la semana, es todo lo que necesitas para mejorar tu desempeño cardiovascular.

> Vigila tu presión arterial. Si tu corazón bombea con mucha presión, comienza a entrar en la zona de aquéllos que tienen cuatro veces más riesgo de sufrir un ataque cardiaco. Una manera de disminuir la presión arterial es reducir la cantidad de estrés que llega a tu vida. La otra es consumir alimentos del reino vegetal.

> Baja esos kilos de más. Si estás pasado de peso, tu corazón tiene que trabajar más duro, y esto presiona al sistema circulatorio completo. Si no te interesa bajar de peso, digamos por estética o por vanidad, entonces hazlo por tu salud.

> Deja de fumar (no hay nada que decir al respecto).

Vuelve a tus instintos

Para desarrollar y mantener tus sentidos al máximo nivel, los expertos te ofrecen las siguientes sugerencias.

> A fin de mejorar instantáneamente tu visión nocturna, abre y cierra tus párpados, tantas veces como puedas en cinco segundos. Este ejercicio estimula tus ojos. Ah, y asegúrate de alejar el estrés. El estrés obstaculiza la visión buena. 

> Para mejorar la precisión de lo que escuchas, ingiere abundante vitamina B12.

> Para incrementar la sensibilidad al tacto, sé más egoísta. Durante tu próximo encuentro sexual con tu pareja concéntrate en las sensaciones que percibes al tocarla. ¿Qué sienten tus dedos, tus labios, tu pecho, toda tu piel?

> Para mejorar la sensibilidad de tus papilas gustativas, bromea. Tus papilas se vuelven más sensibles cuando reciben una descarga de humedad de tu propia saliva, lo cual sucede cuando estás feliz y te ríes.
Tu fuerza

> Los músculos son algo de lo más importante que una persona puede tener. Para conservarlos en su punto óptimo, debes entrenarte con pesas. Y lo puedes hacer a cualquier edad y sin importar el sexo.

> Pídele a un entendido en la materia que te diseñe una rutina de ejercicios que cubra de 30 a 45 minutos, tres días a la semana. El plan debe involucrar la mayor cantidad de músculos posible: brazos, pecho, hombros, piernas, abdomen

> Elige pesas que te permitan efectuar de 10 a 12 repeticiones cada ejercicio, y haz tu rutina un día sí y otro día no, de esta manera permitirás a tus músculos regenerarse para continuar con el entrenamiento regular.

> Este plan no te dará un título de fisicoculturismo, pero te mantendrá lleno de energía de por vida.

Finalmente recuerda esto: la mayoría de la gente deja que su fuerza y sus sentidos se deterioren lentamente con la edad, y muchos  lo aceptan como parte inevitable de la vejez. Pero eso no te pasará porque ahora sabes cómo alejar los achaques de la senectud. Con ello tendrás la ventaja de conservar mejor tu cuerpo, tu mente, tu corazón y tus sentidos. Si lo haces, siempre te sentirá más joven, sin importar cuál sea tu edad. 

Que haya suerte.