Foto: Internet.
El reto de esta noche de Masterchef fue demasiado para algunos participantes que cometieron errores muy básicos

El programa de este domingo de Masterchef México vio a los concursantes dividirse en dos equipos y trabajar un platillo en relevos pero a ciegas, sin saber cuáles fueron las intenciones de quien los precedió.

Esto supuso un verdadero reto para todos, pues tuvieron que dedicar los primeros minutos de su valioso a adivinar lo que sus compañeros les dejaron listos en la cocina.

El equipo del infame mandil rojo, liderado en esta ocasión por Ismael tuvo particularmente a un miembro, Willi, que no supo que hacer ante la presión de trabajar a ciegas y mientras uno de los chef se acercó a revisar su progreso él se puso a licuar una salsa, pero olvidó sacar la cuchara con la que introdujo los ingredientes en la licuadora.

Tarde se dio cuenta de su error cuando detuvo el aparato y sacó medio utensilio destruido y tuvo que colar el resto para eliminar los pedazos de plástico que quedaron dentro, para frustración de su líder que los veía impotente desde arriba.